Zapatos de mango

Compra Zapatos de Mango con un hasta −69% de descuento en Stylight: Best Sellers de 1 tiendas » Los zapatos para un hombre son mucho más que un complemento. Pocos accesorios dicen más de tu personalidad que un par de zapatos. Construye tu look desde abajo y el acierto estará asegurado ya que un buen zapato de piel puede elevar un traje o esmoquin, del mismo modo que unas deportivas aportan comodidad y frescura para tus ocasiones más informales. Nuestra colección de zapatos abarca opciones para todo tipo de mujer y todo tipo de necesidades. Para el día a día, opta por la comodidad y la sofisticación de unos mocasines o unas bailarinas, unas sandalias de tiras para los días de calor, o unos botines planos de estilo chelsea para los días de invierno. ENVÍO y DEVOLUCIÓN GRATIS* Gran catálogo de zapatos Mango para mujer Botas, botines, bailarinas, tacones, sandalias y más en Zalando Zapatos / Descubre nuestra colección de calzado outlet de mujer, donde encontrarás una amplia variedad de zapatos para cada ocasión: desde zapatos de fiesta, sandalias, zapatos de vestir o botas altas, hasta cómodas zapatillas de deporte, mocasines o botines de piel. A todas nos apasionan los zapatos y en especial los buenos zapatos, así que poder contar en nuestro armario con más de un par de zapatos Mango es para todas casi como un sueño. El catálogo de zapatos Mango para mujer siempre estará lleno de propuestas increíbles, elegantes, cómodas y casuales, que puedes combinar con diferentes estilos y ...

Para Comprar Online

2020.08.25 19:32 luisgaera Para Comprar Online

https://paracompraronline.es/mercadona/arcilla-para-el-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/acido-borico-comprar-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cebo-fresco-para-ratas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/superstay-matte-ink-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/insecticida-chinches-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/bolsas-de-basura-biodegradables-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/antihumedad-armarios-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/velas-citronela-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tintes-colorista-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/keratina-mercadona-para-pelo-rizado/
https://paracompraronline.es/mercadona/moet-chandon-mercadona-3/
https://paracompraronline.es/mercadona/test-de-embarazo-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/neceser-gorjuss-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/esencia-de-limon-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/esencia-de-limon-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/comprar-borax-en-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/puerto-de-indias-mercadona-4/
https://paracompraronline.es/mercadona/azucar-de-coco-mercadona-3/
https://paracompraronline.es/mercadona/azucar-de-coco-mercadona-4/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-limon-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-castor-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/ambientadores-antitabaco-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/manteca-de-cacao-para-cocinar-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/redecilla-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/paleta-de-correctores-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/desodorante-ninos-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pegamento-comestible-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/limpiador-moho-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/colonia-estivalia-en-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/malla-para-legumbres-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pastillas-wc-quimico-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/protector-de-calor-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/mercadona-glicerina/
https://paracompraronline.es/mercadona/cera-barbour-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/acetona-pura-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/alcanfor-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/fernet-branca-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/rimel-transparente-mercadona-3/
https://paracompraronline.es/mercadona/ron-negrita-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/chile-serrano-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/masa-preparada-para-gofres-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/bolsas-zip-20x20-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tinte-para-zapatos-de-ante-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/caselli-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cepillo-de-cerdas-de-jabali-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/colonia-adolfo-dominguez-hombre-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-borraja-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/mango-africano-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/taloneras-silicona-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/propoleo-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/recogedor-plegable-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/champu-henna-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/comprar-cloruro-de-magnesio-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/capsulas-ajo-negro-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-bergamota-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/rulos-termicos-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/parches-sliminazer-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pegamento-para-unas-postizas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/lapiz-khol-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/vitamina-c-mercadona-cara/
https://paracompraronline.es/mercadona/agua-de-mar-nasal-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/espuma-sin-alcohol-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/paleta-correctores-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/spray-impermeabilizante-calzado-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/ambientador-antitabaco-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pegatinas-para-unas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cera-muebles-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/limpiador-lingual-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/latex-liquido-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tamari-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/malla-para-cocinar-carne-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/crema-atlantia-mercadona-opiniones/
https://paracompraronline.es/mercadona/carbon-vegetal-mercadona-opiniones/
https://paracompraronline.es/mercadona/betun-zapatos-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/vino-judas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tinte-para-ropa-negra-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tintes-iberia-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/vino-de-arroz-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/moldes-para-coulant-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/rabano-negro-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/nidina-1-confort-digest-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/carbon-activado-comprar-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/ampollas-caida-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/carbon-vegetal-activado-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/mochila-nenuco-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tubo-protector-dedos-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/anticarcoma-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/semillas-de-mijo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-eucalipto-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cepillo-desenredante-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/agua-oxigenada-40-volumenes-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/manga-pastelera-desechable-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cera-de-color-para-el-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/decolorante-mercadona-pelo/
https://paracompraronline.es/mercadona/azufre-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/flor-de-sal-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/panko-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/sal-negra-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/jabon-bebes-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/limpiador-de-ante-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/hilo-de-cocina-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/orujo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/carcomin-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pasta-de-aji-amarillo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/proteina-suero-de-leche-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-semillas-de-calabaza-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cepillo-corporal-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/comprar-aceite-de-neem-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/capsulas-lavazza-blue-compatibles-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tattoo-brow-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tattoo-brown-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/peine-de-madera-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/dosificador-leche-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/bolsas-frio-calor-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/te-hibisco-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-vitamina-e-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tinte-pelo-hombre-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/gel-durex-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/escoba-de-goma-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/crema-aloe-vera-atlantia-mercadona-opiniones/
https://paracompraronline.es/mercadona/champu-antiseborreico-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/neceseres-mercadona-gorjuss/
https://paracompraronline.es/mercadona/tizas-para-el-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-barba-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/locion-anticaida-mercadona-funciona/
https://paracompraronline.es/mercadona/gel-aloe-vera-mercadona-para-el-pelo/
https://paracompraronline.es/mercadona/manteca-de-karite-mercadona-3/
https://paracompraronline.es/mercadona/dodot-sensitive-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/mercadona-dodot-sensitive/
https://paracompraronline.es/mercadona/stick-anti-rozaduras-mercadona-muslos/
https://paracompraronline.es/mercadona/cera-color-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cebo-ratones-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/agua-micelar-garnier-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/productos-barba-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-arnica-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/gillette-styler-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cepillo-ropa-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/spray-antimoho-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/sal-marina-sin-refinar-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/papel-de-arroz-comestible-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pegatinas-unas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cera-para-barba-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/avena-quaker-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/colonia-massimo-dutti-mujer-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/sanytol-mercadona-3/
https://paracompraronline.es/mercadona/toallitas-antivaho-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/crema-para-cafe-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/crema-calor-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/obleas-para-turron-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/spray-de-sal-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tinte-olia-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/monodosis-leche-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/detergente-ropa-deportiva-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/licor-de-menta-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/vi-poo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pan-rallado-panko-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/menta-fresca-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/fideos-soba-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/toallitas-atrapa-color-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/toallitas-para-secadora-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/chile-en-polvo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/agua-bezoya-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/marsala-seco-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/ferrokit-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/comprar-acido-citrico-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/fregona-giratoria-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/bolsitas-para-te-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/servilletas-decoradas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/fortalecer-pestanas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/champu-para-canas-hombre-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/limpiador-gafas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cepillo-de-cerdas-naturales-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pegamento-para-ratones-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/cuchillas-facial-mujer-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/arena-gato-silice-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/arena-gatos-silice-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/alholva-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/harina-de-teff-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/bolsas-hermeticas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/infusion-de-ortiga-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/plantillas-gel-mercadona-running/
https://paracompraronline.es/mercadona/lapiz-de-cejas-waterproof-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/agua-oxigenada-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/esencia-de-menta-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/control-gx-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/comprar-almidon-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/limpiar-cristal-chimenea-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/descalcificador-delonghi-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/super-floss-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/shampoo-de-cebolla-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/anti-cucarachas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-esencial-de-limon-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/separador-dedos-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-jojoba-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/corrector-borrador-maybelline-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/comprar-alcanfor-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/botiquin-de-viaje-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/spray-colorista-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/spray-anti-insectos-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/esmalte-semipermanente-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/almidon-de-tapioca-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/plantillas-antideslizantes-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/sidra-trabanco-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/papel-de-cera-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/sal-kala-namak-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/bombones-lindt-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/larios-rose-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/chocolate-valor-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/balsamo-de-tigre-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/tanqueray-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/perlas-suavizantes-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/golden-grahams-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/suavizante-mercadona-talco/
https://paracompraronline.es/mercadona/nesquik-3-kg-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/yema-de-huevo-pasteurizada-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/white-spirit-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/castanas-peladas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/el-milagrito-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/capsulas-de-carbon-activado-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/ampollas-para-el-pelo-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/acelerador-de-bronceado-para-rayos-uva-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/bolsa-aspiradora-universal-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/estropajo-de-silicona-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/goji-cream-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/almohadillas-pies-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/palitos-brochetas-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/neceser-mercadona-gorjuss/
https://paracompraronline.es/mercadona/comprar-hinojo-en-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/agua-oxigenada-40-volumenes-mercadona-2/
https://paracompraronline.es/mercadona/manteca-de-karite-mercadona-4/
https://paracompraronline.es/mercadona/neceser-santoro-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/colonia-musk-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/melaza-de-arroz-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/piedra-alemana-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/albumina-comprar-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/vino-amatista-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/papel-parafinado-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/licor-de-arroz-con-leche-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tinte-matizador-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/aceite-de-cacahuete-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/spray-nasal-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/crema-zapatos-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/jarabe-de-goma-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/pan-panko-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/larios-rose-1-litro-mercadona/
https://paracompraronline.es/mercadona/tarta-de-santiago-mercadona/
https://paracompraronline.es/carrefoumoviles-carrefou
https://paracompraronline.es/alcampo/alcampo-estores/
https://paracompraronline.es/carrefoupiscina-carrefou
https://paracompraronline.es/bricodepot/polipasto-electrico-bricodepot/
submitted by luisgaera to u/luisgaera [link] [comments]


2020.08.12 02:13 Librarii Mi primer capiulo :3

HERFANES
Capitulo 1.
- Ahhhh! – De forma brusca, algo la levanto – Soñé algo horrible, Melisa… Estabas muerta en mi sueño – Exhala – Al menos sé que fue una pesadilla solamente – Con el tremendo susto que recibió, agarro su almohada y volvió a acostarse - ¿Meli?, hey ¿Estas bien? – Tomo su mano, quiso ver si tenía pulso, su expresión facial se transformó en algo terrorífico, no sentía el corazón de su hermana – ¡Responde! ¡No me dejes! – Le hizo RCP esperando que hubiera alguna reacción – Meli… - Reposo su cabeza sobre sus brazos, y con lagrimas que recorrían sus mejillas, nariz y boca, solo podía rezar para que esta fuera otro mal sueño.
- Ahhhh! – Otra vez se despertó, pero ahora de verdad. En efecto, todo era falso, miro a su costado y no había nadie, se paró de la cama, y con sus pies desnudos, salió de su habitación. Bajo por unas pequeñas escaleras hechas de piedras, y camino cuidadosamente por el patio, justo en la zona de entrenamiento.
Ella salió a tomar un poco de aire fresco, a reflexionar un poco lo que había pasado. Mientras se lo planteaba escucha un sonido fuerte proveniente de la cocina, ella por su cuenta decide investigar, la luz esta prendida, lo que es raro a esas horas de la madrugada, se llevó un palo de madera que se encontró muy cerca de ella, de hecho, lo dejo ahí una noche anterior, abrió poco a poco la puerta, sin saber lo que iba hallar- ¡Te atrape! ¡Ahora dime que haces aqu…! – Su rostro de valentía se convirtió en decepción.
- ¡Sorpresa! Tardaste un poco Laria, tal vez dejarte una nota de venir aquí en vez de parecer un intruso era mejor, pero quería hacer algo más interesante y no tan típico, mira esto – agarro un cañón de confeti – Que raro, no funciona, a lo mejor si meto un cuchill... –Antes de terminar su frase, el cañón explota soltando un montón de confeti – Woah ¿No es genial?
- ¿Qué es esto Melisa? – Pregunta Laria
- ¿No sabes qué es? Es tu cumpleaños boba, eres adulta… En algunos países-
- Iugh
- No pongas esa cara – Melisa pone sus brazos cruzados – Mira, aquí están todos – Empezó a señalar – Ahí esta Marcos, Santi, Amber y otros que no me acuerdo su nombre jeje -
- ¿Y María y Silas? – Pregunta Laria
- Ah, ellos no pudieron venir, están un poco ocupados, pero no es nada contra ti, ya sabes cómo es esto, entre mas rango mas trabajo.
Antes de que pudiera celebrar el cumpleaños y soplar esas 18 velas, cerro con fuerza la puerta, todos en ese lugar se quedaron impactados – ¿No le habrá gustado el pastel? Jeje – Melisa intento hacer una broma para ligerar la tensión.
Afuera, en la zona de entrenamiento, Laria paseaba. Andaba molesta, todos sabían que a ella no le gustaban las fiestas ni los cumpleaños ¿Qué estaban intentando hacer? Pero más que eso, quería saber porque soñó lo que soñó ¿Significaría algo?
Esa duda la hacía sentir rara, solo sabía una forma de afrontar sus emociones, sea cual sea, fue directamente a la armería que estaba enfrente de la cocina y la zona de entrenamiento. Tomar con sus manos el arma con mas filo que había, y volver.
Sin antes darse cuenta, ya sostenía una espada tan filosa que el reflejo del amanecer se podría deslumbrar por completo, dirigiéndose al muñeco de practica que tiene el mismo tamaño de Laria, 1.83 aproximadamente, totalmente de madera. Se posiciono, agarro con fuerza el mango y se dispuso a atacar, fue tan duro el golpe, que dejo una marca en el muñeco tan notable, si hubiera tenido una espada del doble del grosor de la que poseía, seguramente lo partiría a la mitad.
- Oye – Le hablo Melisa – Sé que no te gusta nada de esto, pero quería hacer algo lindo por ti, digo, cumples 18 años, el mas importante, por fin podrás ser una líder, siempre has querido eso ¿No?
- Eso es lo que más me incomoda
- Vamos, seguro serás una gran…- Las palabras de Melisa fueron interrumpidas por una voz muy profunda, que cada vez que la escuchas sientes como si fuera una persona que no importa lo que diga, le sueles creer, que seguirías hasta el fin del mundo.
- Chicas, tenemos un asunto que tratar – Explico – Síganme
El peculiar hombre, las guio hasta la sala madre que está a una puerta de la cocina, del lado izquierdo. Es enorme, pero curiosamente muy vacía, no había televisión, ni sillones, en general ningún mueble u objeto que no fueran necesarios, casi todo se rellenaba con cojines, mesas pequeñas, libros. Las paredes llenas de espejos y obras de arte, autorretratos, algunos eran familiares, otros eran héroes para ellos, y porcentaje menor, eran pinturas llenas de simbolismos y filosofías.
Es tan grande el lugar, que había muchísimas puertas, tantas que hay 4 pisos repletas de ellas, Lo grande y ancho del lugar, mas el hecho de que no tenían muchísimos objetos creaba del sonido mas diminuto, un eco enorme, en especial cuando no hay nadie. Todas las habitaciones son de miembros, cada uno con su respectiva cama, baño, y alguna que otra pertenecía personal, solo pocos eran los afortunados en tener un cuarto separado de los demás, y entre las personas con suerte se encuentran Laria y Melisa.
El de la voz gruesa abrió una puerta que esta escondida detrás de una librería, Con una llave dorado que la tiene colgada en el cuello, pero que no se alcanzaba a ver por su saco que la cubría, Uso esa llave para girar la cerradura. Enfrente de ellos hay una escalera en espiral hacia abajo, los esperaba un camino tan estrecho que solo podían avanzar uno a la vez. El pasillo es como el de un bunker, al ser de concreto y teniendo unas luces blancas que parpadeaban, le daba un ambiente sofocante. Al llegar, una entrada de metal les negaba el paso, el hombre se encargó de dar una contraseña, antes de que hicieran un gesto, la puerta metálica se abrió, dejando ver lo que había adentro. Un centro, eso era. Un lugar lleno de libros, hojas en la mesa, en varios tablones e incluso en el suelo, todas repletas de información, de personas que siguen en búsqueda, objetos perdidos, secretos de países y facciones enemigas, así como los suyos. Los únicos que podían entrar ahí, eran los propios líderes y alguno que consideraban digno, por lo cual, casi nadie sabía de ese lugar, para la mayoría solo son rumores.
- ¿Que ocurre Padre? – Pregunto Melisa.
- Miren esto – El hombre es bastante alto, mas que Laria, alcanzando 1.95, piel blanca, cejas firmes, y unos ojos cafés que mostraban confianza ante la situación mas complicada, del mismo color tiene su saco y sombrero, un pantalón que combinaba con su zapato, ambos son igual de negros, en el caso de sus zapatos, podrías ver hasta tu reflejo – Hay un collar muy valioso que debe ser encontrado.
- ¿Un collar? – Pregunta Melisa intrigada.
- Si vale mucho, se dice que su valor puede ser llegar hacer de una hoya repleta de monedas de oro, hay coleccionistas que pagarían muy bien por esto – Fue directamente a Laria, toco su hombro y le dijo – Estamos esforzándonos a encontrarlo, no somos los únicos que la buscamos, con ese dinero podríamos pagar nuestros gastos, tal vez por muchos años.
- ¡Bien! ¿Cuantos iremos? ¿100? ¿200? ¡Espera! ¿Si somos 200 podemos llamarnos equipo Melisa? – Melisa con gran entusiasmo como siempre, le hizo reír a él, de mejilla a mejilla. Laria ni tan si quiera mostro un gesto.
Melisa tenía 14 años, Rubia, de ojos azules, de unos 1.63 metros y una sonrisa más grande que cualquier luna menguante, por lo cual su visión de la vida es graciosa y un tanto inocente, eso la distinguía de forma muy especial en ese lugar, y en el corazón de muchos. Se llama Melisa Lockheart, pero todos la conocían como la pequeña Meli.
Laria en vez de parecerse a su hermana, la diferencia entre ambas es enorme, cabello castallo, ojos oscuros, y mientras Meli siempre le encantaba estar rodeada de gente, Laria se sentía mejor en la soledad, incluso cuando entrenaba. Su visión del mundo es seca, como si nada le causara una respuesta que no fuera la de tirar la mesa e ir se. El Yin y el Yang plenamente representados en ellas.
- No Meli – Aclaro el hombre – Lo que necesitamos es cautela y sigilo, por eso iran los que pienso que están mejor en esta misión.
Melisa solo pensaban en una cosa
- Serán: Parlo Adam, Amber, Laria, Melisa y yo.
- Mm… Adam ¿Ese debilucho? – Laria entre dientes aclaro su disgusto.
- AHHHH, tiene que ser una broma SIlas – Melisa con una molestia, le replico
- ¿Pasa algo Meli? – Pregunto Silas.
- No… Solo que como ya comienzan las clases, no quiero sobre esforzarme jeje.
- Meli… ¿Qué te dije sobre las mentiras?
- ahhhh – Suspiro – “Si miento, le miento a mi dios, a mi padre y a mi”
- Bien, ahora dime porque no quieres hacer la misión.
- Iba a ir con unos amigos a Lucierna.
- ¿Sera pronto?
- Un poco después de entrar a la escuela.
- Okay, intentare…- Silas fue interrumpido por un regaño que seguro se escucho fuera de esas paredes.
- Meli estúpida – Dijo Laria - ¿En serio le prestas mas atención a tus amigos que a tu propia familia?
- Pero…
- Cualquier excusa no vale – Laria la siguió regañando sin perdón, verla enojada era como un tigre que no ha comido en años, y que se despertó para cazar, en algo todos los Herfanes estaban de acuerdo, y es que con una mirada podía hacerte temblar – Señor, perdón por esta molestia, Melisa estará preparada cuando usted lo ordene ¿Verdad Hermana?
- Si… - Melisa responde un poco obligada.
- Perfecto – Silas se puso sus lentes y se sentó en la mesa ovalada que se situaba en el centro de todo – Pueden retirarse, cuando consiga mas información, les daré la orden de ir, mientras tanto, entrenen, que las podría llamar en cualquier momento.
Laria y Melisa hicieron una pose de respeto, que consiste en hacer una reverencia con su cabeza de 5 segundos, mientras a su vez, agachan los dedos, meñique y anular, los demás dedos se posicionan de una forma singular, como lo que hace un niño para simular una pistola, y se lo ponen en el pecho. Melisa uso su mano derecha, y Laria la izquierda, para que el simbolismo signifique muchísimo mas, se debe utilizar la mano que mas usan, en el caso de Melisa es diestra, y Laria zurda. Después de los 5 segundos, se dan la vuelta y proceden a ir se.
En el pasillo en el que anteriormente estaban, volvieron a platicar Laria y Melisa.
- Oye Laria
- Mhh.
- ¿No te parece raro que ahora estamos buscando a un collar?
- ¿De que hablas? – Seguían platicando mientras avanzaban por ese espacio estrecho
- Todas nuestras misiones han sido de buscar información, o atrapar criminales ¿Ahora de pronto buscamos dinero y un collar? Y para colmo, es ultra secreto, por algo envió pocos, y cada uno de ellos son cercanos a él. Es raro.
Laria paro en seco – ¿Ahora te lo tomas en serio, después de avergonzarme enfrente de Silas? No seas tan quisquillosa, si él tiene un motivo hay que creerle.
- Si, lo sé, pero sigue siendo raro – Melisa reafirma su posición.
- Shh – Laria recurre a callarla – No digas nada hasta salir de aquí, seré tu líder y debes aprender a obedecerme.
Melisa no produjo ningún ruido, ni tan siquiera una expresión en su cara, simplemente se calló y ambas siguieron adelante.
Al salir de ahí, las dos se encaminaron a su habitación. El sol ya estaba en lo alto, al estar durante mucho tiempo encerradas abajo, cuando salieron a la superficie, fue un golpe duro en la cara, Melisa deseaba bajar de nuevo. Con un poco de molestia en sus ojos, subieron en la escalera de piedra que conectaba con el cuarto, abrieron la puerta y aunque no lo parecería de un principio, es enorme, machismo mas que los otros dormitorios.
Las paredes, el piso, las alfombras, las cortinas, los sillones (Uno de cada lado) Son azules, no había ningún color que sobresaliera más que ese.
Una cama matrimonial ocupaba la mitad de la habitación (Que también es azul), unos buros al lado de la cama, uno por cada lado, en ellos había ropa, libros, y alguno que otro objeto personal, en el caso de Melisa, tiene unos lentes, dentro de su estuche, y en la parte de atrás, la leyenda – Para mí bebe, espero que algún día puedes ver, lo que ninguna persona puede – Junto unas iniciales, la R y la H estaban muy remarcadas. Siempre le intereso saber de quienes son los lentes, y quien es o era R.H.
Laria también tiene un objeto valioso, consistía en un cuadro pequeño que ilustraba una flor, nadie sabía que significaba eso para ella, ni su propia hermana tenía esa información, no suele contar cosas de su vida.
Mientras la arreglaban, oyeron tres golpes con el puño cerrado en la puerta. Abrieron lo mas rápido posible pensando que era urgente, pero su preocupación se volvió alegría al ver de quien se trata. Un adulto joven, de tez de morena, con una estatura moderada, unos 1.85.
- ¡Parlo! – Melisa se sorprendió al verlo tan pronto, lo único que sabia de él, fue hace semanas, donde se enteró que está en una misión, pero solo Parlo y Silas compartían los datos.
- ¡Meli¡, ¡Laria¡, las extrañe chicas – Él es de todos los miembros, que mas ha estado con las dos, y el que mejor las conoce, se convirtió en un tercer hermano para ellas.
- Miren quien volvió, cuéntanos alguna historia, estoy segura que viviste alguna que vale la pena relatar.
- ¡Claro Laria!, he reído, sufrido, incluso amado – Ha Parlo se le escapo una pequeña risa – ¿y a ustedes? ¿Cómo les fue sin mí?
Sin clases, sin misiones, sin escuela, y ningún otro ocio, parecería que no había nada y que ambas estuvieran aburridas, pero a pesar, de que Laria en efecto se sentía un poco vacía, y solo pudo responder con un “Nada interesante”, Melisa veía cualquier cosa interesante y divertida, le conto sobre el día en que se lastimo en un entrenamiento, justo en la rodilla, pero que sus amigos estuvieron con ella, le hablo de que por curiosidad, siguió a una sola hormiga, hasta su hormiguero, de cómo casi le gana en Ajedrez a María, en fin, varias historias divertidas.
- Jajaja, me alegro por ti Meli – Dijo Parlo – Bueno, acaba de comenzar el día, tenemos mucho que hacer, las veré en la hora de la comida.
Después de que se despidieran, las hermanas Lockheart fueron a comer a la sala madre, habían llegado un poco tarde, pero todavía había algo para ellas. Melisa, Parlo, Laria, Amber, y Marcos se sentaron juntos en el piso para comer, todos querían saber lo que
Parlo había vivido en estas semanas, algunas cosas, no las pudo decir por razones de con fidelidad, pero intento responder todo lo que pudo
- Hey Parlo, dijiste que incluso amaste ¿Quién era? ¿Cuántos años tenia? ¿Cómo la conociste? Necesito saberlo todo.
- Cálmate un poco Meli jejeje, - Se podía ver el brillo en los ojos de la pequeña por saber - ah, pues fue una chica muy hermosa, la conocí en una panadería, trabaja ahí, le ayudé a subir unos costales de harina al camión, como tenía tiempo decidimos quedarnos un rato largo para hablar, fue alguien que me ayudo a no volverme loco en tiempos en los que la soledad era mi única amiga.
- ¿Te acostaste con ella?
- ¡Amber! ¿Cómo le preguntas eso?… ¿Pero lo hiciste Parlo? – Amber tiene el caballo gris y en forma de hongo, una estatura muy similar a la de Meli, ella no tiene pena con nada, es como si todo le diera exactamente lo mismo.
- No te preocupes, supongo que tienen curiosidad, pero esta Meli y le puede traumar mi respuesta – Todos se empezaron a carcajear, incluso Laria soltó una leve sonrisa
- ¡Oigan, dejen de tratarme como una niña! – Melisa quería reírse del chiste, pero mostro como un falso enojo para no darle la razón a Parlo.
- Pero eres una niña, je – Amber sacudió el cabello de Meli
- Jajajaj, para que negarlo, si fue divertido – Se dio cuenta no podía seguir ocultando su risa
En la comida, todos se la pasaron bien, contaron anécdotas y después de mucho tiempo, todos se sentía como una familia otra vez, aunque todo lo bueno debe terminar, y asi fue, enseguida de terminar de comer, entrenaron alrededor de seis horas, fueron a un patio que de hecho parecen terrenos, fuera de la instalación, es gigante, lo suficiente para que pueden albergar hasta 300 personas entrenando, con sus propios muñecos, pesas y largo etc., para sentirte que puedes mejorar en cada aspecto que desees, incluso hay maestro de varias artes marciales, que anteriormente también eran Herfanes como los propios chicos y adultos que siguen practicando.
Había cuatro tipos de rangos, el primero es el cargo de Lider, algo que solo tres personas actualmente lo tenían, Parlo, Maria y Silas, son lo mejor de lo mejor.
El segundo es la Elite, solo los que más tenían habilidad, inteligencia, fortaleza y que demuestran día a día su combate excepcional, entre ellos están Melisa, Laria, Marco, Amber y otros mas. Ellos no practican con los demás, sino en la zona de entrenamiento que está adentro.
El tercero consiste en practicantes o de plano gente que nunca alcanza a la gente de Elite, y realiza misiones de menor rango, algunos esperan ser de más utilidad en un futuro.
Y el ultimo rango es ayudante, son personas que generalmente no combaten, y se dedican a otra cosa, cocineros, jardineros, de limpieza o médicos, ellos suelen ser lo que mas apoyo consiguen para su estudio.
Una vez hayan terminado, suelen tener tiempo libre, Melisa fue con otros miembros a comprar helados, su favorito es el de vainilla, y en eso, Laria leía, un cuento, es interesante, habla de cómo un lobo dejo su manada, para buscar una mejor vida, un librito que normalmente se les contaba a los niños, pero eso no fue suficiente para que no le encante.
Como todos los días, llego la hora de dormir, se pusieron sus pillamas, cenaron, y se acostaron juntas, Melisa con el día tan gracioso y productivo que tuvo, iba a descansar bien, el problema es Laria, que cuando soñó lo de su hermana, no le pareció gracioso ni
para recordar, esperaba que en un futuro no pasara nada, y que olvidara pronto, esa terrible pesadilla.
submitted by Librarii to escribir [link] [comments]


2020.06.29 09:13 nenuFare Mi aportación al rincón del artista!

Post inicial.
Seguramente poca gente participe y esto a pocos le importe pero yo como persona que dijo de hacer esto voy a cumplir y mostrar lo que he hecho esta semana con el tema de los pecados capitales.
Me ha costado mucho porqué quise salir de mi zona de confort y hacer algo mucho las realista. Mi estilo de escritura es pomposo y casi idílico, por lo que lo que hice me da ganas de rellenarlo de metáforas, palabras rimbombantes y largas descripciones. Pero no se puede, este texto va sobre una carta de un chico asustado y encerrado por días así que no debería see ni coherente, ni estar adornado por bonitas palabras. En fin... No estoy orgulloso de esto pero igualmente lo enseñó.
[TRIGGER WARNING: tiene contenido explícito, si no soportas este tipo de materiales por favor no lo leas]
“Querida madre: No sé porqué me atrevo a escribir está carta pero, así lo hago, peor aún si es probable que no leas esto... ¿Sabes todo lo que ha pasado estos días?
Todo comenzó cuando llegué a la iglesia. El camino había sido frío y peligroso, lleno de lúgubres vegetaciones y rocas que muchas veces se entorpecían a las ruedas del carro donde yo iba. Casi como si esos pedruscos estuvieran avisándome de que debía dar media vuelta y jamás entrar en esta iglesia. Pero llegué y entre en la zona verjada, el sitio está abandonado por el exterior. Al inicio pensé que sería una mala broma pero no lo era. ¿Cómo se puede creer que un edificio con la cruz rota, las hiedras trepando y el césped tan alto como un gigante sea atractivo? Realmente el aspecto exterior de mi nueva residencia estas semanas iba ser horrorosa, una jungla que solo he explorado un par de veces y que está llena de pecados dolorosos que arañaran tu piel haciéndote sangrar.
Cuando pisé por primera vez este alocado jardín delantero, como ya te dije con hierba tan alta y espesa que no puedes ver lo que hay a tu alrededor cuando te adentras en ella, me perdí. El vago sendero que se marcaba por un césped mucho más marchito y sin ninguna hierba alta se fue de mi vista en algún mi momento y acabé asustado en medio de la marea verde salvaje que era la hierba. Camine a ciegas, intentando ver el cielo todo lo que podía en un intento fallido de no perderme, en orientarme. No funcionó. Acabe incluso más desorientado y cuando pensé que aquella marea de hierba podría incluso ser infinita vi un claro donde un hombre vestido con sotana estaba de espaldas a mi dirección. ¡Había encontrado a uno de los hermanos que vivirían conmigo! Madre, no sabes la felicidad que eso me provocó. Ya no estaba perdido, estaba con alguien que me ayudaría a salir de ese lugar.
El hermano que vi se llamaba Narciso, y convenientemente cultivaba narcisos en ese mismo instante, cuando agotado pero feliz de verle me acerqué con la respiración pesada. Recuerdo que la charla que inicialmente tuvimos, en la cúal me dijo su nombre, fue bastante superficial. Hablamos de la espesa hierba y sobre mi llegada mediante el salvaje camino, pero el hermano siempre terminaba alabando sus flores por lo que terminé esa conversaicón muy pronto. Era extraño pero lo deje pasar por la euforia de verme capaz de salir de ese laberinto asfixiante de hierba verde.
Me ayudó a salir, no dijo ninguna palabra en el momento y un camino perfectamente construido entre la hierba se dejó ver mientras él se dirigía a él. Me quedé impactado en ese momento. ¿Como había podido ignorar la presencia de tan bien acicalada ruta y haberme perdido en la marea alrededor? De verdad que me encontraba perplejo mientras seguía los pasos elegantes y lentos del otro hermano.
Me llevó dentro de la abadía y el sonido de nuestros zapatos rebotó por todas las paredes. El sitio estaba pulcramente limpio y estéril de mobiliario. Estaba cansado del viaje y desaproveche mi única oportunidad de ver el contenido de las zonas comunes de la casa. Le indique al hermano de mi necesidad de ir al baño, intenté hacer mis necesidades cuando había estado entre las hierbas pero el remordimiento de hacer mis heces en el patio frontal de mi futura vivienda me lo impidió. Narciso fue muy amable, conduciendome a través de un sombrío y estrecho pasillo hasta un pequeño baño donde solo habían un retrete, una pileta y una bañera con una cortina que me impedía ver si había agua dentro de ella. Él se marchó, diciendo que debía seguir cuidando de sus queridas flores y que yo podría rondar por el lugar mientras no fuera la hora de la comida. A esa hora todos se dirigieron afuera donde almorzarían juntos antes de retomar sus santas actividades. Se me helaron los pelos, por alguna extraña razón cuando la puerta se cerró y me dejó lo que aparentaba estar solo.
Estaba algo nervioso tras su marcha. No soy un hombre miedoso, eso lo sabes mamá, pero el paradigma de encontrarme solo en el desconocido y extraño lugar me aterro por unos segundos. Igualmente, aún con esos intensos sentimientos me atreví a levantar la tapa del baño y decidí hacer aquello por lo que venía. Me baje el pantalón y pude al fin sentirme más ligero. Deje que es estrés y angustia que aquel lugar y aquel hermano me provocaron desaparecieran por un instante antes de levantarme y limpiarme con el material que habían dejado al lado. Estaba de espaldas al retrete y enfocado en mi labor por lo que cuando termine con esta y me gire, una imagen horrenda apareció frente a mi.
Un hombre, parecía ser muy mayor y tener los rasgos sumamente marcados. Estaba de cuclillas frente al retrete, su cabeza completamente metida en el agujero y ruidos morbosos de estar alimentando salían de su boca. Aquel hombre estaba comiendo mis heces, las estaba engullendo como un completo festín que arañaba lo esquizofrénico y el movimiento compulsivo. No podía parar y no lo hizo hasta que de la porcelana blanca sucia solo quedaron lineas de materia marrón. Él se levantó y se giró, pude ver bien su cara. Sus ojos brillaban con fuerza, felices y alegres mientras una sonrisa casi agradecida aparecía en su demacrado y arrugado rostro. Uno en el que aún quedaban restos de su anterior alimento, los cuales quitaba con una larga lengua que dejaba marcas brillosas de saliva allá donde elimina residuos marrones.
Sentí ganas de vomitar y en un instinto casi natural salí corriendo, incapaz de seguir observando el perturbador rostro de ese hombre. Sobrelleve mis manos a la boca y ahogue el impulso de echar la verde bilis por mi fauce. Corrí tanto como mi pesada ropa y mochila, mis cansadas rodillas y mi angustioso y vomitivo estado me permitieron, buscando encontrar el lugar más alejado de aquella persona en la casa. Por un momento pensé en Narciso, un solo segundo que más próximamente me mataría. No sabes cuanto me arrepiento, madre, de haber pensado en ese desalmado con nombre de flor.
Era cuestión de tiempo que fuera hora de comer y yo aún seguía corriendo por la casa, atemorizado de ver al anciano perturbado. Supongo que fue el destino, o la maligna mano de Dios la que me llevó a las cocinas de la casa. Algo en mi estómago se removió por extraño que pareciera y termine por llenarme de coraje y entrar en aquel lugar. Estaba desierto, una olla grande de cobre estaba hasta arriba de lo que parecía ser un guiso mientras al lado yacía una tabla de cortar con pequeños pedazos de carne colocados al extremo contrario de donde estaba el cuchillo que seguramente los habría cortado. Recuerdo ese detalle a la perfección, un detalle que escondía un grave trasfondo siniestro.
Me aventure e incluso me acerque a la olla, cuando estaba por probar la comida una voz me sorprendió. En la sala había otra persona, por primera vez una mujer. Llevaba un traje de monja y su cara era rechoncha, se notaba bien que se alimentaba con suficiencia. A los segundos aprecio otra mujer, está era delgadas e incluso parecía estar en los huesos. Las dos eran monjas y pensé que quizas podrían explicarme algo de lo que me pasó en el baño pero antes siquiera de poder decirles algo, me vieron y me sujetaron de un brazo y me arrastraron fuera de la cocina, dirección a una sala anexa que no pude ver debido a que se encontraba a oscuras. Comenzaron a cuchichear fuera de donde yo estaba y en algún momento el ruido del filo de un cuchillo sonó. Me llene de terro y juro por ti, madre, que temí por mi vida. Las luces se encendieron y el lugar se dejo ver. Si antes temía por mi vida ahora de verdad que me planteé el hacer mi último rezo. Las estanterias, de lo que en un pasado fue la despensa, ahora estaban llenas de tarros con organos humanos en un extraño líquido que parecía simular a la salmuera. La mayoría de esos despieces que por el tamaño solo podian ser partes de cuerpos humanos, eran corazones. Las dos monjas se acercaron de la posición en la que estaban antes, en el marco de entrada al lugar. El cuchillo brillante y visiblemente bien afilado reposaba en la mano derecha de la mas gordita. Estaba lista para convertirme en trocitos y... Seguramente usarme como ingrediente para un hirviente guiso.
No sé si fue Dios que se apidió de mi o fue la mas misera suerte, pero el sonido de la tapa de la olla caerse sonó. Obviamente la comida dentro de la olla había comenzado a desbordarse debido a la temperatura superior a la necesaria para cocinar el plato. Ambas mujeres corrieron, incluso dejaron caer el cuchillo y yo me avalance a sujetarlo con mis manos. Me protegí y pude escuchar entonces como ambas se gritaban entre ellas y por primera vez entender algo nitdidamente en sus dialogos. Una se llamaba Jilito y la otra Pomme.
Estuve minutos pegado a una pared, con mis manos apretando tan fuerte el mango del cuchillo que comenzaron a doler. Ninguna de las dos vino, seguían en la cocina porque podía oírles mover cosas. Hubo un momento donde pensé que vendrían, escuche sus pasos muy cerca. Contuve el aliento y cuando pensé en que tendría que acabar con la vida de una persona una campana sonó segundos después de que los pasos pararan. Estaba en el lado contrario de la pared. Espere minutos de nuevo en mi lugar, la persona que había tocado la campana había vuelto a sus labores. Hubo un momento donde se escucho un carro moverse y cuberteria sacarse, supe de inmediato que estaba pasando. Era la hora de la comida. Podría volver con el único que parecia normal en este lugar que era Narciso. Algo en mi se tranquilizo y con una valentia desconocida salí de mi escondito y asome la cabeza. La gordita y la delgada estaban saliendo del sitio con lo que parecía ser comida para ochos. Les seguí, estoy seguro de que sabían que yo iba detras de ellas, aprovechando la mala y escasa iluminación de la construcción.
Salieron de la casa y aunque fue un sendero tormentoso para mi, puesto todo lo que había ocurrido, les imite y termine por salir de la casa. De nuevo estaba en el jardín frontal y grande fue mi sorpresa cuando toda la verde y gigantesca hierba estaba consumiendose en circulos de fuego que se entrecruzaban como foguera provocada ya casi muerta. Había una mesa y en ella estaban cinco personas, había caras conocida. Estaba Narciso, lo cúal me calmaba, pero también estaba el insano del baño.
Fue por la intensa mirada del primero nombrado que siquiera me atreví a seguir dando pasos y unirme junto a las dos monja a la mesa. Me quedé sentado entre dos completos desconocidos, estos dos también vestidos con sus trajes religiosos correspondientes. Una era monja de muy bellos atributos, y otro era monje de seria y recta cara, con la nariz ligeramente torcida.
En la mesa se presentaron dos platos, en uno de ellos había hostias consagradas (lo cúal me parecio de muy poco respeto por parte de personas creyentes como las que me rodeaban) y en el otro aquel guiso que Dios sabe que jamás metería la cuchara en él. Rezaron brevemente y comenzaron a comer, todos tenían un ritmo y un estilo diferente. La mujer gordita parecía desesperada por el alimento y se tomó casi tres platos llenos hasta arriba. Narciso parecio lleno con solo la mitad del plato, dejando el sobrante en el mismo. El hombre del baño, que ahora si llevaba un hábito puesto comió el plato entero, limpiando con la lengua los restos. La mujer delgada casi no probó bocado, solo tomando el líquido con una cuchara que no parecía relucir por su limpieza. Las otras tres personas que no conocía comían con calma, uno de ellos casi parecía llorar por cada bocado que tomaba.
En el momento en el que todo terminaron de comer, habrían pasado unos treinta minutos desde que habían comenzado, comenzaron a hablar en un idioma que no pude entender. Todos hablaban al mismo tiempo, tan confuso por la lengua y la rapidez con la que pronunciaban cada sonido que no me fije que la única persona que no hablaba era la monja a mi lado. Ella estaba asborta mirando al punto medio de mis pantalones de una forma que parecia una niña pequeña en el descubrimiento de aquello que se encuentra entre sus piernas. Unas manos aparecieron de los sobrantes de sus mangas y delicadas y femeninas rodearon mi pierna, tan provocativamente que me cuestioné que tipo de monja practicaba castidad de ese modo. Antes siquiera de que pudiera quejarme sus uñas, que hasta ese momento no había notado y eran sumamente largas, se clavaron en mi pierna y mis venas comenzarona chorrear con fuerza mientras mi mente parecia ser teletransportada a otro universo.
La mente se me volvió roja, mientras pequeñas flores de narcisos, corazones amputados y heces caían como si fueran pétalos de cerezo en la primavera japonesa. Mis oidos pitaron y luego el dulce sonido de una nana en el mismo idioma en el que las personas de la mesa hablaban comenzó a rondarme como mosca que vuela sobre carne muerta. Me sentí aturdido y volando, mientras que un calor abismal me rodeaba. Estaba tan confundido como cuando me perdí entre la hierba, tan asqueado como cuando ese hombre se comió mis heces y tan aterrado como cuando aquellas monjas quisieron descuartizarme vivo. Pero sobretodo, me estaba desangrandome y eso fue lo que me llevó de nuevo a la realidad.
Mis ojos volvieron a enfocar cuando un dolor mayor apareció. Cuando el espectaculo rojizo desapareció la imagen de una ensangrentada pierna se vió. La parte de mi pierna, de rodilla para abajo había sido amputada y eso es lo que le había devuelto a la realidad. Quise gritar de dolor pero, tal era ese dolor, que no pude. Me llevé mis manos a la boca pero inevitablemente vomité esta vez. Pasaron minutos mientras el dolor parecia adherirse y hacerse sencillo de sobrellevar, durante todo este tiempo mi sangre brotaba maligna de la zona cortada. Cuando al fin el dolor fue aguantable debido a la insistencia del mismo por quedarse y no desvanecerse pudo observar una grotesca imagen frente a mi.
El monje de cara seria deboraba mi pierna sobre la mesa, a cuatro patas y como un puro animal con rabia. Estaba colerico mientras la monja que le había clavado sus uñas trataba de arrancarle la parte arrancada. La monja gordita disfrutaba lamiendo los dedos de mi pie como si fuese un plato delicatesse y la delgada parecia muy intereseada en la pelea del monje serio y la monja de uñas largas. Narciso reía mientras usaba la sangre derramada por toda la extensa mesa como vino, algo en mi corazón se rompió mientras veía eso.
El resto pareció importarme poco al saber que no era libre, que nadie me apoyaría tras saber que Narciso no estaba interesado en ayudarme, sino al contrario que disfrutaba del morbido espectaculo que habían formado gracias a mi costa. Quise llorar y lo hice, sin saber que el monje frente a mi, ese que pareciera llorar por cada mordisco que dió mientras comían, respondió violentamente ante mi acción. Se volvió loco y saltó de su sitio, agarrando las hostias sagradas y cortando su piel tan rapido y tantas veces que solo pude perderme cuando un mar de sangre caía por sus antebrazos. Todo estaba rojo mientras el se cortaba con aquel pan seco, mientra el monje de cara seria devoraba una de mis extremidades inferiores, mientras la monja de uñas largas trataba de arrebatarsela y mientras el dúo de monjas sádicas disfrutaba de los despieces que los dos que peleaban dejaban. Sobretodo, todo se volvió rojo cuando Narciso lanzó su copa de vino llena de mi propia sangre en mi dirección y la oscuridad me abarcó, estallando en negro con tanta intensidad como la copa que me reventó en la frente, dejandome insconsciente.
No quiero preocuparte madre, pero desde ese incidente he estado encerrado por esas personas. Me desperté en la habitación en la que actualmente te escribo y hace unos minutos la mano de Narciso dejó estas hojas y esta pluma con tinta. Me mandó que escribiera todo lo ocurrido y luego dejará la carta al lado de la puerta. Dicen que te van a enviar esto, dudo de la veracidad de sus palabras pero, madre, estoy tan desesperado que ni la fé ni rezar sin parar todo el día pueden darme esperanzas de vida. Han curado mal la amputación y poco a poco se está volviendo verde algunas zonas. Me estoy muriendo y yo solo quiero decirte que te aprecio y que porfavor, jamas te acerques a está casa del infierno.
Con cariño, tu hijo Esaú."
submitted by nenuFare to jaimealtozano [link] [comments]


2020.06.05 23:57 Eliancampos19 CULPA

Mi primer cuento que me animo a conocer publicar en internet, espero y les guste
CULPA
El olor a pólvora impregnó el aire. Al suceder el primer disparo, Luis vio un destello y después como un agujero rojo y profundo se formó en la frente de su maestra. El tiempo se hizo lento y una película de color rojo se sobrepuso a su visión. Su mano temblaba, pero aun así hacía un esfuerzo por sostener la pistola calibre 9mm. Juan uno de sus compañeros corrió hacia la puerta del salón, Luis con un movimiento rápido apuntó y disparó; la bala le dio justo en la espalda, penetrando piel y músculos para destrozar la espina dorsal de Juan. Sus demás compañeros se lanzaron pecho tierra para buscar refugio. Luis respiró hondo, embriagándose del olor a pólvora y carne quemada, en un éxtasis, dejándose llevar por la venganza de años de maltratos. Afuera del salón se encontraba lo que parecía ser un perro negro más grande de lo normal, que más parecía un coyote; tenía los ojos blancos, sin pupilas, mostraba sus afilados dientes. Continuó la masacre, Luis, apretando el mango del arma, fue hasta donde se encontraban Daniela, Lizbeth y Laura. Daniela rogó por su vida, mientras Laura y Lizbeth intentaban resguardarse con sus mochilas; Luis acertó tres disparos en la cabeza, después disparó dos veces a Laura en el cuerpo y una más a Daniela. Sacó de su bolsa otro cartucho y recargó, lo hizo de una manera perfecta. Prosiguió con Gerardo, con él, el trato fue especial, Lo agarró del pelo, jalándolo hacia arriba, quería ver sus ojos, forcejeó un poco, esquivó algunos rasguños, pero Luis le disparó en la sien, partes del cerebro salieron disparados junto a una mancha de sangre. El resto de sus compañeros corrían hacia afuera del salón. Luis vio lo que había hecho, El perro negro llegó hasta él. Era tiempo de terminar su obra, Puso el cañón en su boca, sintió el metal caliente y el sabor a hierro. Apretó el gatillo.
La alarma de su celular lo despertó, siempre se despertaba muy temprano para ir a la escuela. Vió hacia la ventana dándose cuenta que todavía estaba oscuro. Se levantó de su cama para ir al baño, después de orinar se miró en el espejo, se tocó la cicatriz que tenía debajo de la nariz, pasó sus dedos por su cabello negro. Él consideraba que si no fuera por esa cicatriz él sería más atractivo. Regresó a su habitación. Se vistió con el uniforme de la escuela, ese día era especial por lo tanto se sentía algo nervioso; de abajo de la cama sacó una caja de zapatos, cuando la abrió se encontró con una pistola Beretta 84 Fs junto a algunas balas de 9mm, la observó unos segundos, en trance.
Un ruido le llamó la atención, de una de las esquinas de su cuarto, se materializó un perro negro, era más grande que la mayoría, sus ojos carecían de pupilas, pero aun así sentía su mirada. Caminaba de una manera elegante, emanaba poder. Fue tanta la sorpresa, que se fue hacia atrás cayendo de sentón. Luis ya calmado se levantó.
-Siempre que apareces logras darme un susto. No era la primera vez que lo veía, llevaba meses observando esa supuesta alucinación. -Así… que será hoy.-La forma de hablar del perro era extraña, no movía su boca, pero la voz grave y con ritmo lento se escuchaba en la cabeza de Luis, como si la transmitiera de una manera telepática. -No lo sé-colocó el arma en la cama junto algunas balas; se sentó a un lado de ella. -Hoy… lo harás. -¿Cómo estás tan seguro?-le cuestionó Luis. -Yo lo se… porque debo saberlo. Conozco tu pasado, presente y futuro. Provengo de un lugar en donde no me rijo por tus leyes. -¿Otra dimensión, acaso? -Tu mente humana no podría entenderlo, solamente alcanzas hasta donde llega tu percepción de la realidad. -Estoy harto de tus metáforas, yo sé que no eres real.-Luis ya se había resignado a nunca conseguir respuestas concretas. Interpretaba eso como una señal de que todo era una mala jugada de su cerebro. Luis revisó su reloj, eran las 6 de la mañana, la entrada era a las 7:30 a la escuela. -Todavía tenemos tiempo para charlar. -¿Por quién… empezarías? -Por la maestra Evelyn,-Luis recordó cómo hace una semana su maestra se burló de él, a causa de una de las tantas bromas que le hacían sus compañeros, por la cicatriz a causa del labio leporino-Después continuaré con juan, el muy bastardo que me robó aquel ensayo. -Unos meses antes como parte de un concurso, Luis escribió un ensayo que le podría haber valido el premio. Cuando llegó el día de entregarlo, se dio cuenta que ya no estaba en su carpeta, la semana siguiente, dieron los resultados en los honores. Juan sorpresivamente había ganado el premio de primer lugar; cuando Luis logró leer el supuesto ensayo, se dio cuenta que era el suyo-Daniela, Laura y Liz serán las siguientes.-tres años de burlas habían sido suficientes “Medio pico, cara culo, deberías usar una bolsa, pero que cicatriz tan asquerosa”. Pero no solo eso, también una ocasión en la que Laura de una manera cruel había jugado con sus sentimientos. Luis apretó sus manos, hasta que sus nudillos se pusieron blancos. -¿Qué me dices de… Gerardo? -¿El que se hacía llamar mi amigo?-Luis lo pensó un momento, Fueron amigos por 6 años de la primaria y dos de la secundaria; hasta que un día, empezó a evitarlo e ignorarlo. Un día junto a otros sujetos lo golpearon en un parque hasta dejarlo casi inconsciente, repitiendo el mismo insulto: “fenómeno”, sin alguna razón aparente-Tendrá lo que se merece, todos tendrán lo que se merecen.
Tocaron a su puerta, un frío le recorrió su espalda, escondió la pistola en su mochila. Cuando abrió la puerta, esperaba encontrarse con su abuela, pero no fue así. Un niño de al menos 5 años vestido con una pijama blanca, entró a su cuarto corriendo. El gran perro le gruñó mientras caminaba hacia atrás. El niño se sentó en la cama; Luis frunció el ceño extrañado, le parecía muy familiar. <> -¿Quién eres? -Soy tu.-dijo el niño. Luis reconoció aquel rostro. Era el mismo pero 9 años más joven. -Fuck…-Dijo sorprendido. -No lo hagas, por favor. Antes de poder decir algo más, el perro negro se adelantó. -Él ya tomó su decisión.-subió a la cama de un salto, se acercó intimidante a Luis niño. -Nunca es tarde para retractarse-La voz de su yo joven a diferencia de la del perro, era lo que se podía esperar de un niño, pero a su vez tenía cierta pizca de sabiduría. El perro negro mostró sus dientes. -Yo he estado en el momento en que... lo ha hecho, acecho a los culpables sin importar cuando. El niño se paró en la cama, por un momento parecía ser mucho más alto. -Y yo soy la respuesta. -dirigió su mirada a Luis, quien seguía confuso-Sé que es difícil, pero debes escucharme, nuestra vida no ha sido fácil. Pero no estamos solos, siempre hay gente que nos quiere. Nuestra madre, los abuelos, tus compañeros de clase… no todo ha sido horrible. El perro gruñó mientras se acercaba lentamente. -No,-dijo Luis-te equivocas. -¿Recuerdas a nuestra madre? Los recuerdos llegaron a Luis, el mundo se fundió y aparecieron en sus ojos. Un día en que su madre y el visitaban el parque. -La amaba con todo… mi corazón,-El veía la escena con los ojos de su versión joven-Ella y yo, contra el mundo. Mi padre nos abandonó, nos quedamos solos... El mundo se distorsionó hasta volver al cuarto. -Pero…-continuó Luis, con lágrimas en los ojos-El cáncer se la llevó y dejó a su pequeño niño al cuidado de !UNOS ABUELOS QUE LO DEJARON IGUAL DE SOLO¡ ¿Por qué me torturan así? Tú-se dirigió al niño-con estos recuerdos y tú-dirigiéndose al perro negro-sembrando el odio en mí. Luis niño intentó acercársele, pero el perro negro se abalanzó, tumbándolo en el suelo, lo mordió en el cuello, haciendo correr sangre. -Ningún maldito día he sido feliz, siempre me he sentido como si todo el mundo me odiara, el bullying… tengo tanto odio… Luis niño desde las fauces del animal hizo un esfuerzo por hablar. -Allá afuera hay gente que no es como toda la que conoces, hay personas que van a apreciar lo que somos. -¿Y si es muy tarde para mí?... Los únicos recuerdos que tenía con sus abuelos, eran de ellos llegando con regalos caros, pero con un sentimiento de vacío; siempre buscó su apoyo sobre algún problema en la escuela, pero nunca lo encontró. Lo únicos recuerdos con su abuelo en especial eran las clases de disparo los sábados por la tarde en un campo de tiro, le enseñó a cargar, apuntar y disparar un arma. -Es para que defiendas nuestro hogar…-Dijo-Un hombre siempre debe saber usar un arma, mi padre me lo enseñó y su padre a él; por eso ahora es tu turno.
El perro soltó al niño de sus fauces, quien cayó como un saco de harina al piso. Caminó hacia la puerta del cuarto. Esta se abrió dejándole el camino libre. -¿A dónde vas?-preguntó Luis. -A cualquier lugar… En realidad nunca estoy en un solo lugar.-Dijo el perro deteniéndose. -Entonces… ¿Si eres real o solo una alucinación de mi mente? -¿Acaso importa de dónde provengo?-las palabras dejaron frío a Luis-ni siquiera importa quién sea yo. Lo único importante en este momento eres tú y lo que harás, solo ten por seguro que no eres el primero ni serás el último, asegúrate que el mensaje que vas a dejar, si sea el correcto, van a buscar culpables, y claro que los encontraran… pero no a los correctos. -¿A qué te refieres? -Los seres humanos siempre buscan culpables cuando no quieren aceptar sus responsabilidades, lo único que quieren es siempre salir limpios ante alguna situación que los pueda afectar. -¿Entonces lo que haré… no tendrá nada ninguna repercusión buena? ¿No evitará que otros niños como yo sufran? El perro salió de la habitación sin responder. Mientras que Luis niño seguía en el piso, con el cuello lleno de sangre. -No lo hagas… por favor.-Luis lo miró sorprendido-no es tarde… -Ya no es solo por venganza. Sé que verlos a ustedes no es normal, y eso me da a entender que ya es tarde para mí; debería estar con alguien que me esté ayudando, pero como siempre… estoy solo, siempre he estado solo. Luis se dejó caer al piso, su cabeza retumbaba de ideas. Las lágrimas caían sobre sus mejillas. Los recuerdos de años de abusos, de las bromas pesadas, las distintas salidas que intentó; buscó una en la escritura, pero lo sucedido con Juan le quitó todos los ánimos de continuar, así que la dejó; el canto fue otra de su “segunda salida” pero sus compañeros fueron los responsables de que lo abandonara. El caso con la Maestra Evelyn era de lo que más le dolía, creía que como era su maestra, al igual que los demás, tenían la responsabilidad de evitar ese tipo de abusos… Pero ese día, cuando se burló de aquella broma, con tal de quedar bien con el resto del salón… La furia de Luis fue incomparable, tanto así que se lastimó la palma de su mano con las uñas; ese suceso fue el que por fin rompió a Luis.
Luis niño se levantó, con un gran esfuerzo llegó hasta Luis y Lo abrazó. -Nuestra madre no quisiera esto para ti… para nosotros.
El mundo volvió a fundirse, a estirarse y entonces apareció ante sus ojos, el rostro de su madre. -Ven… vamos.-era como la recordaba, dulce que te causaba una sensación de paz. Ambos caminaron por el parque, las hojas de los árboles se movían suavemente junto al viento, el cantar de los pájaros y otros niños jugando a lo lejos. -Mama…-dijo Luis. -¿Que pasa hijo?- se detuvieron en medio de un camino de piedra rodeado de árboles. -Nunca me dejes solo… por favor. Su madre se detuvo, se hincó en una rodilla para estar a la altura de su hijo. -Nunca te dejare solo, cariño, sin importar cuando, el amor cruza el tiempo y el espacio… Luis había bloqueado esos recuerdos, no los podía recordar, se encontraban en uno de los lugares más oscuros del cerebro, hasta que por fin habían sido liberados.
Se fundieron en un abrazo, pocas habían sido las personas que realmente le demostraron cariño. -Eres especial, cielo, nunca lo olvides. El mundo se estiró y regresó a la habitación, Los dos Luis seguían abrazados, se separaron, Luis niño ya no tenía sangre en su cuello y las marcas de la mordida habían desaparecido. Cuando se levantaron, la voz de su abuela se escuchó desde el piso de abajo. -Ya vámonos, cielo, ¿Ya estás listo? tu abuelo ya encendió el coche. Luis con un nudo en la garganta no logró producir ninguna palabra. -Te esperamos afuera.-dijo su abuela. Pasó sus dedos por su cicatriz. -¿Lo harás?-preguntó Luis niño. Luis miró su mochila después la puerta y al final hacia la ventana, donde los primeros rayos de sol cruzaban las cortinas. Respiró hondo y dijo: -No lo sé… ¿Acaso importa si lo hago o no? Bob Gray
submitted by Eliancampos19 to u/Eliancampos19 [link] [comments]


2020.05.19 09:30 Rostacmac Mis Reflexiones en Cuarentena Venezuela Día 60 [I'm Back]

Iba a hacer un comment largo en el DTT, pero decidí mejor hacer un post con mis epifanías durante la cuarentena. Para mí ha sido un tiempo de reflexión desde que decidí darme una pausa del trabajo, hace ya 1 mes por los cambios que estaban haciendo debido a la nueva realidad del COVID-19.
Me he puesto a ayudar a un pana con su startup (no es un delivery por si acaso), y mientras procrastino un rato vengo a dejar algunas líneas:
Me parece increíble como ahora todo es un delivery, casi que hago una arepa con queso, le abro una cuenta de instagram y la vendo a 2$ + 4$ por el delivery. Na guevonada, he visto cada cosa tan absurda, pero bueno, defiendo la libertad de cada quien de hacer lo que considere. Después de muchas reflexiones he decidido ser un defensor de la libertad, punto que voy a tocar más adelante.
Para terminar con los delivery, yo no cocino un coño y un día quería comer algo distinto. Me metí en la página de unos carajos fastidiosos que venden hamburguesas por la radio y una hamburguesa a 10$. Preferí comprar carne yo mismo y hacer hamburguesas, es súper fácil y la puedes tunear como quieras. Creo que hasta me sale más económico pedirle un mandado a un chamo del edificio que se puso de repartidor con su bicicleta, si me quiero poner exquisito algún día le pido un encargo.
2.
He concluido que ya no le voy a parar más bolas al país ni a la política ni a defender un coño a nadie. Estoicismo, camaradas. Lo mejor es que cada quien haga su mejor intento por vivir a pesar de lo quieran creer o hacer el resto de los 30 millones de monigotes. Muchos van a morir? Sí. Es culpa mía? No. Puedo hacer algo? No. Soy el capitán patria? No. Yo voy a seguir tranquilamente haciendo mis cosas, y sólo reírme de los memes, porque de verdad me parece que la gente no tiene remedio. Por ejemplo, la gente de mi edificio anda insoportable con todo. Ya hasta he abandonado twitter y facebook para evitar la gente loca de allá. Reddit es vida en comparación con la toxicidad de otros lados.
3.
Hablando de eso, creo que hay un concepto mal aplicado con el tema de derechos humanos. El que los viola o los hace cumplir es el estado y/o el gobierno, no los individuos. Es una tendencia usar la verga de los derechos humanos como una manipulación barata hoy en día. Me puse ayer a medio atender el negocio en el que ayudaba (un abastico), y llegó una gente a pedir una colaboración porque la alimentación es un derecho humano. Y yo les dije que muy bien, vayan a la plaza al punto rojo del gobierno que da ayuda para los pobres, o hasta les puedo pasar el número de la encargada de los clap para que les dieran sus derechos, pero yo no tenía nada para regalar.
Es el mismo cuento del carajo que decía que la gente debería tener internet en el celular porque es un derecho humano, cuando el verdadero derecho es el acceso a la información. O el ejemplo que puse esa vez sobre si el agua minalba embotellada debe ser gratis porque el agua es un derecho humano. Igual el rollo este de la educación universitaria que siempre he criticado, la gente se la pasa con ese peo mental de que debe ser gratis, pero les encanta que todo sea un derecho para no tener que pagar un mango así estén nadando en mierda, como los de mi edificio.
4.
Publicidad: Hay una chama argentina ilustradora especializada en dibujar furrys, que gana 3000USD$ al mes y también asexual, que estará dando un AMA en el sub argentino mañana a las 10 am. Se ve que estará bueno, luego me llego con un crosspost.
5.
El rollo con mi edificio es que los servicios mermaron y ahora nadie quiere pagar nada para arreglar las cosas. Cerradura principal forzada? Nope. Limpieza de áreas comunes? La conserje no quiere hacer nada por el tema salario, y la gente prefiere ignorar este peo. Yo propuse que se le pagaran que si 40$, pero nope. No vas a poder ni debes controlar lo que hacen los demás, sólo asumirlos como una ladilla más con la que lidiar.
6.
La reflexión más larga que tuve fue que hay un verguero de cosas impuestas por las "modas" o las "tendencias" que son en realidad innecesarias y la gran maquinaria del marketing se mueve para que trabajes para eso. Voy con varias sub reflexiones.
6.1.
Por ejemplo, para mí el estereotipo de la belleza, las chamas sifrinas y esas cosas a las que uno les daba valor antes no tienen ningún sentido, más bien son una carga fastidiosa que la industria del miss venezuela, instagram, y la industria del maquillaje, la ropa y el modelaje te incrustan en la mente para que te lanzes a gastar tu plata en eso. Ya entrada la etapa de la cuarentena donde uno le escribe a las ex, con la única que mantengo contacto es con una, que si bien estaba buena, era de súper alto mantenimiento, necesitaba atención constante y no duré casi nada con ella porque no podía dedicarle la atención que requería. Así que Nope, preferí quedarme tranquilo, estaba seguro que escribirle le iba a pasar factura a mi tranquilidad.
6.2.
También en esa maquinaria del marketing puedo incluir a los influencers y podcasters venezolanos que en un 99.99% sólo se encargan de subir mierda a internet. José Rafael Guzmán hace un standup comedy de cómo fue a la carcel en EEUU, como si fuera algo para hacer chistes y que la gente se lo tome a joda, el ejemplo más resaltante de contenido basura, escuché unos pocos podcasts y pobrecitos sus suscriptores, los está embruteciendo. Igual nanutria, ricardo del bufalo, y el gordo de los trigliceridos, son bastante abundantes. Sin embargo, creo en el derecho de cada quién de elegir ser más ignorante cada día, así que sólo paso de largo y listo.
Y también Greta Thunberg es la encargada del Panel de COVID-19 para CNN, así que no somos sólo los venezolanos, es una tendencia global. Creo que las celebridades y los influencers van a llevar una buena parte de la recesión económica que se viene, hay muchas "personalidades" quejándose porque han mermado sus ingresos en YouTube y otros.
6.3.
Toda esta payasada del gobierno vs. oposición debe generar bastantes clicks, que es el maná de la oposición mayamera y los influencers venezolanos.
Me acuerdo cuando en el Black Friday del Sambil, una reportera de VPI le preguntaba a un chamo en una cola que cómo podía comprar si había crisis en vzla, y el chamo no hallaba que más responderle, si sólo se iba a comprar unos pobres zapatos de 10$. Obviamente hubiera traído más clicks diciendo "sí, esto es una maniobra del gobierno para tapar la realidad", pero el sensacionalismo no encuentra comida con un simple chamo comprándose unos zapatos.
7.
Que onda con las clases virtuales, creo que una de las cosas que yo hubiera defendido habría sido la educación, porque estamos claros que detener por completo la educación, en el estado que está ahora, va a tener muchas consecuencias a largo plazo, básicamente estás condenando a la población a ser una masa amorfa disgénica. Ni en las guerras se había detenido así. Me hizo recordar el capítulo de Rick y Morty "The ABC of Beth", cuando Rick dice que el universo es como el mundo infantil de Beth con el líder Timmy, una fábrica infinita de idiotas que el mismo universo va follando y devorando.
Después de ver los videos de Aristóbulo enseñando fracciones, y diciendo que el guri da agua, fue mi umbral donde me pasé al bando de los que ya no les importa una mierda y que los niños que vean eso sean responsabilidad de sus padres, o de quien sea menos yo. Va a venir una desigualdad muy arrecha, más de la que se haya visto jamás. But that is none of my bussiness...
8.
Vi un documental de NatGeo, y pensando también lo que me han dicho acá sobre las relaciones y el tipo de chamas que yo estaba atrayendo, tienen completa razón. No sé si se deba a alguna experiencia pasada, a un trauma o a una influencia inconsciente, pero básicamente mi ciclo siempre ha sido: chama que está medio chévere --> ver si me para bolas --> si me para, caerle --> salir un par de veces --> posible relación --> me ladillo cuando conozco a la persona en realidad y veo que no voy a llevarle el paso a este estilo de vida que requiere alto mantenimiento --> drama --> ghosteo --> frustración. Con este rollo del aislamiento puedo ver todo en blanco y negro y pienso que ya me ladillé de tinder y de evaluar a las personas por su apariencias, y buscar laforma de dar más relevancia a una mentalidad compatible.
En un mundo ideal sería mejor guiarse por lo que es una persona en realidad, en lugar de esforzarse en aparentar estereotipos que la sociedad considera una norma, como maquillarse, seguir a los influencers o cosas así. Estoy claro que eso no se pregunta y es súper difícil de averiguar, porque las personas tampoco saben qué es lo que realmente quieren, pero creo que para la próxima me voy a saltar varios pasos. En concreto, a la próxima caraja a la que le caiga le voy a enseñar mi playlist de videos de Los Superamigues de La Justicia Social, mi colección de dank memes, le voy a explicar por qué nada tiene sentido con referencias desde la filosofía, hablar sobre teorías de conspiración, ver animé, comer, y a partir de allí lo que quiera. A la mierda Instagram, a la mierda George Harris, a la mierda Twitter, a la mierda Chino y Nacho, a la mierda la filosofía de binarios, no binarios, género fluido, hablar con las letras E, a la mierda el resto de tendencias pagadas por george soros y la maquinaria de marketing mundial. Diciendo la verdad de una me van a rebotar el 99.99% de los casos, pero la verdad prefiero estar solo y tranquilo, y vivir una vida plena y auténtica a punta de chaturbate. Por cierto las creadoras de contenido allá andan rezagadas, debe ser que la monetización les está mermando también.
Es todo por ahora. Cuídense y no olviden lavarse las manos 🖖
submitted by Rostacmac to vzla [link] [comments]


2020.01.07 10:57 gonzalezbeniteztomas Menos, Es Más: Las Claves De La Moda Minimalista

Menos, Es Más: Las Claves De La Moda Minimalista
¿Quieres saber todas las claves para estar 100% con la moda minimalista y tener todas las piezas claves en tu armario? Te invito a conocer este estilo, que te cautivará.

¿Qué es el estilo minimalista en la moda?

La cita “menos es más” se atribuye al arquitecto Mies van der Rohe y es repetida, constantemente, en la industria de la moda. Se ha asignado siempre a una línea elegante y sofisticada.
El minimalismo se caracteriza por prendas básicas. Sencillez y calidad. Evita los accesorios excéntricos. La belleza se basa en la simplicidad. Comprar lo esencial, nada de excesos.
Líneas puras, colores neutros, eliminación de adornos…. Te muestro algunos consejos si tu estilo es minimalista.

Todo al negro

Es el color predominante. Serio, natural, discreto. Puedes acompañarlo con blanco o gris. Los looks más atrevidos, añaden un tono coral o azulado.

Elegancia

Pantalón recto, una blazer, un traje chaqueta y camisas. Indispensables en tu armario. Si tu estilo es más clásico, apuesta por tus zapatos planos; pero si es más divertido, luce unas zapatillas blancas.
https://preview.redd.it/rw6vukz9xb941.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=d0825941bd1ac7f35673d50f4e8c2ff150425646

El tejido

Así como los colores son neutros y clásicos; el tejido tiene un toque llamativo. Cuero, polipiel, abrigos de pelo, jersey de cashemire, …

https://preview.redd.it/0ewof9abxb941.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=53c6ac13733fe12ad507287d97610528a17b7c93

Total white

Este color es un básico en la parte superior de tu look. La camiseta blanca y la camisa blanca de manga larga es una prenda atemporal.

https://preview.redd.it/ai25af1cxb941.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=1a0db549b3842a0ee25d76b0a51ff98350540995

Oversized

Con las prendas ajustadas, pierdes movimiento. Una clave del minimalismo. Cárdigan, abrigo y jersey anchos. Que no te falten en colores camel o gris. Si quieres mayor comodidad, combínalos con unos leggings. En el caso de los vaqueros, los mom jeans, son la última tendencia.

Colección Mango 2019

Accesorios

No tienen que ser el elemento principal de tu look. Sencillos y personales.

Estampados

No es lo habitual en este estilo. Pero si quieres alguno, decántate por cuadros o rayas muy finas.

Conclusiones
El minimalismo es un concepto muy recurrente en el ámbito del arte. En arquitectura, diseño de interiores, fotografía, etc... Es un diseño sencillo, que se basa en la eliminación de elementos cargantes. Si te identificas con él, no dudes en ir a la moda y vestir minimal.
submitted by gonzalezbeniteztomas to u/gonzalezbeniteztomas [link] [comments]


2019.04.21 22:02 Omaruk Ahora que estan de moda las series y videojuegos que muestren historias alternativas (The Man in the High Castle, Wolfenstein The New Order, etc.) ¿Que les parece esta historia alternativa de México?

Me surge una.

Enero de 1867. No se ve para cuando terminará la Guerra Civil en Estados Unidos, pues los Estados Confederados resultaron ser más fuertes de lo que pensaban los antiesclavistas. Muchos piensan que durará otros 5 años y Lincoln ha sido asesinado pero en campo de batalla. Mientras tanto Maximiliano de Habsburgo, emperador de México, empieza a adiestrar a soldados propiamente mexicanos a través de la experiencia militar de los generales franceses que están en México

En Paso del Norte, logran matar a Benito Juarez y a aplacar al ejército republicano. Maximilano I empieza a planear recuperar los territorios robados a México en la guerra contra los Estados Unidos de 1848 la cual resulta en una campaña exitosa debido a que ambos bandos de la guerra civil estadounidense ya están bastante diezmados por la lucha intestina mientras el ejército imperial mexicano empieza a profesionalizarse y mexicanizarse.

Empiezan por recuperar las ciudades texanas de Corpus Christi, San Antonio, Odesa y Fort Stockton. (rebautizado como Fuerte Morelos) así como El Paso. En Nuevo México, obtienen sendas victorias en Las Cruces, Alamogordo (rebautizado como Alamo Gordo) y John Cross Ranch (hoy IRL Truth or Consequences, rebautizado como Juan Cruz en esta linea del tiempo alternativa)

Para 1870, Napoleon III decide retirar sus tropas en México debido al estallido de la Guerra Franco-Prusiana de Otto von Bismarck. Sin embargo, dicho movimiento fue casi imperceptible pues para esos años el 95% del Ejército Imperial eran mexicanos y ya se contaba con armas y cañones de tecnología de punta de esa epoca. Tambien para ese año la Guerra Civil Americana termina pero con la infraestructura del sur confederado y del norte antiesclavista bastante dañada.

Mientras tanto la economía del país empieza a mejorar notablemente pues la estabilidad, la paz y la seguridad reinan en todo México con un ejercito profesional y bien pagado.. Los conservadores, que andaban encabronados con las reformas liberales del emperador Maximilano, son apresados si son encontrados conspirando contra el regimen, incluida la Iglesia Católica. La posiblidad de una golpe contra el poder real se ve lejana.

Surgen las primeras fábricas, México empieza a industrializarse.

Para 1871, Maximilano recupera totalmente los territorios perdidos en la guerra con los estadounidenses y crea 5 departamentos más: Tejas (LV), Yuta (LII - Utah rebautizada), Alta California (LI), Nuevo México (LIII), Colorado (LIV). Nuevo México incluiria la Franja de Area Pública/Tierra de Ningún Hombre que hoy corresponde al "Mango de Oklahoma".

Se vuelve a abolir la esclavitud en los territorios recuperados; pero se permite a través de las reformas liberales de Maximilano I la libertad de culto por lo tanto se le permite a los habitantes de estas zonas conservar sus iglesias y credos protestantes.

Tejas tendría como capital la ciudad de Urrea (en nuestra linea del tiempo es Austin), en honor al valiente comandante que derrotó a texanos en la batalla de Goliad que estaban bajo el mando de James Fannin. Yuta tendría como capital Lago Salado (españolización de Salt Lake City), California seria Los Angeles (en vez de Sacramento, con estatuas de Jose María Flores, José Antonio Carrillo y Andrés Pico en la plaz acentral quienes lucharon hasta el final por el bando mexicano) y Nuevo México tendria como capital Santa Fé como en nuestra linea del tiempo actual.

Para 1880. México ya es un país estable, industrializado, con una economia galopante a todo vapor, nueva potencia que se codea con Estados Unidos y las potencias europeas.

Sin embargo ante el clamor popular, Maximilano decide convertir el país en una monarquia parlamentaria y federalizar al país ante la posilidad de un golpe. México pasa a tener 38 entidades federativas.

Para 1890. Maximilano fallece y el principe e hijo adoptivo, Agustin Iturbide y Green pasa a ser el Emperador Agustin II.

Surge en el Norte en 1897y, en las zonas protestantes, la idea de prohibir el alcohol como también pasaba en Estados Unidos.

Para 1910, también surge una Revolución Mexicana. Menos sangrienta y desmadrosa que la de nuestra linea del tiempo. Se disuelve la monarquía. México pasa a ser una república federal como es ahora. Surgen una nueva Constitución que garantiza derechos laborales, educación laica, reforma agrícola orientada al progreso (la repartición de tierras no se hace a través del ejido). Surgen 3 partidos, un partido de derecha empresarial (como el PAN), un partido de centro-izquierda (como el PRI, pero mucho menos corrupto) y el PCM (Partido Comunista Mexicano)

Para 1922, México se posiciona ya como potencia económica. En cuanto a la prohibición de la venta y consumo de alcohol a nivel federal, la Cámara de Diputados decide no prohibir el pomo pero le da la libertad para que lo prohiban los estados. Nuevo León, Chihuahua, Tamaulipas, Tejas, Yuta y Nuevo México deciden prohibirlo solo unos 5 o 6 años.
Para 1923, la mitad de la población es católica y la otra mitad es protestante. Surge la Guerra Interreligiosa con baños de sangre entre bandos protestantes y católicos. El Estado en 1924 logra imponer el orden

Para 1940. el presidente mexicano Juan Andreu Almazán le declara la guerra al Eje dado que Japón invade la Isla de la Pasión, territorio mexicano. Junto con los aliados, lucha contra la Alemania Nazi en el frente europeo (se dice que Hitler llegó a decir que los mexicanos eramos nomas unos cabrones con suerte) y contra Japón en el frente asiatico (México ayudó mucho en la toma de Filipinas, ya que muchos filipinos todavía hablaban español).

En 1945, los Aliados ganan. Resulta famoso un video donde soldados mexicanos apostados en Berlin bailan el jarabe tapatio en la Puerta de Brandenburgo. Y en Tokio, una foto resulta famosa con soldados mexicanos haciendo tacos de atún asado al lado de unas japonesas que se quedan estupefactas.

En 1958, los agentes de la DFS casi matan a Fidel y Raúl Castro cuando estaban en la Ciudad de México, pero no lo logran. A quien si logran a matar es al Che Guevara. En la DFS lo llaman el "chango argentino" por el conocido racismo que Guevara tiene de los mexicanos

En 1959, Revolución Cubana es un éxito, pero resulta que Fidel Castro es comunista y pide ayuda de la URSS.

En 1961. México participa activamente en la invasión de Bahia de Cochinos el cual resulta un éxito y los Castro fallecen. Estados Unidos y México se reparten la isla de Cuba. La nación azteca se queda con la parte oriente de la isla, especificamente las provincias de Camagüey y Oriente las cuales pasan a ser los estados 39 y 40.

En 1965, México prueba su primer bomba atómica, Tláloc, a unos kilometos de la Isla de la Pasión en el Oceano Pacífico.

Sin embargo, para 1969 se firma el Tratado de Tlatelolco con el que países de América Latina se comprometen a no tener armas nuclear (excepto México, pero se compromete a solo tener un stock de 20 ojivas nucleares, por si las dudas)

En 1968, se realizan los juegos olimpicos en la Ciudad de México. Las manifestaciones estudiantiles de ese año se realizan con total calma pero mandan a los lideres a las Islas Marias pues resultaron ser agentes de la URSS para imponer el comunismo. Son liberados una decada después.

En 1970, en Villahermosa, Tabasco. Un trailero borracho atropella a un joven de 17 años llamado Andrés Manuel. El pobre queda paraplejico. Más tarde terminaría su vida administrando la tienda de ropa y zapatos de la familia. Debido al chingadazo, se le va la idea de participar en política
submitted by Omaruk to mexico [link] [comments]


2019.02.20 17:19 dimensionargentina ✅Sobre delirios argentinos, mercadoreddit, patos criollos y demas.

Hola soy DimensionArgentina, tal vez me recuerden de post como Hebe de Bonafini mandandonos un saludo, los delirios argentinos y la competencia gastronomica "Pato criollo" entre otras cosas.
Hace tiempo que tengo muchas ideas sobre posibles propuestas de post semanales que estarian buenos pero o no tenia tiempo o ganas de escribir. Mi pensamiento es que en muchos casos lo mas valioso y divertido de los post no son los post en si, sino los comentarios, posteas algo y aparece uno que sabe mas, labura ahí, desmiente con fundamentos, explica algo y resulta ser super interesante, o tira un comentario que termina siendo un meme por 2 meses, discusiones, y cosas similares que hacen a este subreddit valioso.
Por otro lado me tienen re podrido algunos usuarios y sus post de propaganda politica ya sea K, libertaria, zurda, de derecha, Macrista o lo que sea. El fanatismo siempre es de cuarta.
La idea es proponer algunas ideas para post semanales, ver que tal les parece y asi implementarlas o mejorarlas para tener material de mas calidad. Algunas van a funcionar, otras no pero eso depende de nosotros. Vamos con las propuestas.
⁉️AMA
La idea es postularse o postular gente(famosos o no) que conozcamos para responder un AMA, acá hay gente con laburos muy interesantes o experiencias que dan para hacer AMAS y no lo explotamos bien. Vamos viendo que hay de interesante y vamos tirando un AMA por semana.
🗨️Anecdotario
Esta ya está andando bastante bien, solo tendriamos que ver si alguien se quiere hacer responsable de postearlo una vez por semana y proponer temas como para todo el año. Ejemplo: Semana 1 anecdotas de tus abuelos, semana 2 anecdotas de el mejor dia de tu vida, etc.
🗺️El pais que no miramos.
Hay demasiada info y post de Porteñolandia y del deep Conurbano pero el resto de Peronia figura poco. En los 80 habia un programa separador de 2 minutos que mostraba brevemente pueblos y ciudades o lugares de Argentina que no son muy conocidos contando brevemente las curiosidades y demas. La idea es eso, hablar de lugares interesantes como el pueblo llamado Aicuña donde el porcentaje de gente albina es altisimo.
📽️Análisis y recomendación de películas para la semana
Simple, comentar que va a salir de interesante para ver, hacer reviews, tirar previews, tirar promos, hablar de como armar un lindo home teather, compartir cuentas de netflix o todo lo relacionado al mundo del film y de paso arreglar para ir al cine entre varios como hace gustavsen para captar adeptos para su secta carnica.
📸Concurso de fotografia.
Eso, concurso de fotografia mensual con tres categorias, profesional, amateur y potato. Tiramos un tema por mes mas tema libre y listo. Aca tendria que tomar la batuta un fotografo, asi de paso se puede hacer algo similar a lo de cine y recomendar camaras de demas cosas.
✌️🖤Lunes de delirios.
Los delirios de siempre pero de forma colaborativa, tiro un par de delirios y el resto del trhead va con comentarios con comentarios con fotos que ustedes hayan encontrado.
⚰️Necroprode
Misma cosa de todos los años. Ustedes ya saben como funca. Habria que mejorarlo un poco y nada mas.
🌎Curiosidades de Argentina
Post semanal sobre una curiosidad argenta. Una especie de "Believe it or not" tercermundista.
💸 ₳prender a ser pobre para dejar de serlo
Cada vez que veo a uno posteando preguntas de como conseguir laburo, como alquilar el primer departamento, como comprar comida para llegar a fin de mes, como invertir, como ahorrar, como evitar las MLM y todas esas cosas pienso en que util sería hacer un post semanal sobre estos temas. Tenemos mucha gente con experiencia y/o estudios que podrian ayudar al resto para mejorar la calidad de vida.
🥩Cocinando a lo bestia
Si, algo asi como mis post de comida bestial pero semanal y colaborativa.
🗓️Un dia como hoy?
Ver que pasó un dia como hoy en el pasado. Este es un claro ejemplo donde los comentarios van a ser muy interesantes. Si no conocemos nuestro pasado estamos condenados al peronismo…
🕵️Crimenes argentos
Tenemos un montón de casos interesantes para postear cada semana con crimenes famosos, crimenes extraños o sin resolver. Ejemplo: la mujer que hizo empanada de humano o el de los 12 apostoles que hicieron empanadas con gusto a preso, entre otros tantos casos no empanadisticos.
🍿Peliculas argentas.
Lo mismo del post semanal de cine pero para hablar exclusicvamente de cine argentino. Ahora que está cine.ar da para recomendar cine y series argentinas.
🎞️Thread videos argentos
Misma idea de los delirios pero en versión video. Todos subimos los videos delirantes argentos de la semana.
🎙️Podcast
Hace un tiempo que quiero hacer un podcast sobre Argentina, explicando nuestra adoración a la milanesa, nuestras costumbres y demas cosas que nos definen.
💵Mercado reddit
Post semanal donde todos nos vendemos todo lo que nos sobra. Si, hay mucho hardware siempre.
🆘Ayudando a los necesitados
Ya hicimos bastante de esto, desde la ucraniana, la heladeras, bicicleta, comida (un monton), fletes y demas cosas para ayudar a los que verdaderamente lo necesitan. La verdad es que ustedes ayudaron a mucha gente y eso es genial. La idea es ver que nos sobra, ver quien está necesitando ayuda para progresar y hacer algo al respecto
📚Biografia de argentinos
Elegir un personaje, tirar la bio, curiosiades, anecdotas y opinar al respecto. Siempre sale algo interesante. Yo empezaría por escritores y cientificos. Si es alguno que tendria que ser famoso pero no lo es aun mejor asi vamos conociendo mas.
🎶Seccion de musica Argentina
Compartir la musica que creaste, videos, recomendaciones, playlist, ver que recitales hay en la semana, compartir tutoriales, partituras, vender instrumentos, formar bandas y todas esas cosas. Acá se tendria que hacer cargo uno que sepa del tema.
🔬Ciencia
Hablemos de ciencia, simple, ver que hay de nuevo, como se puede implementar aca, como conseguir entrar a un laburo en ciencia, empresas, compartir libros, videos, anunciar exposiciones, dar consejo a estudiantes, contestar preguntas de ciencia tipo ELI5 y todo lo relacioado a la ciencia. Esto si que me gustaría que agarre vuelo. Hay gente acá en el sub que hace y sabe cosas muy grosas. Me parece que da tambien para que se incluya todo lo que es programacion.
🍳Premio Cocina competencia
Competencia de cocina como hicimos el año pasado con el pato criollo pero esta vez en tres categorias, cheff, amateur y catrasca.
🎒Costumbres argentinas 101 para extranjeros
Tenemos muchos extranjeros que nos leen, la idea es explicarnos y enseñar cosas basicas como "como tomar mate y no quedar como un tarado" o "comportamiento, usos y costumbres a la hora del asado" entre muchos temas que nos hacen unicos.
🌇Arquitectura
Tenemos mucha arquitectura interesante. Aca va a tener que agarrar la batuta un arquitecto y postear una vez por semana algo sobre un edificio o construccion argentina y explicarnos porque es grosa al resto de los mortales que vivimos en un monoblock.
👩‍💻Primer empleo + mudarse
No se si da hacer un post semanal aparte sobre este tema o dejarlo en el post de "aprender a ser pobre para dejar de serlo" Tal vez podamos meterle las propuestas laborales de la semana o recomendaciones de donde si y donde no mandar CVs.
💭Historietas argentinas
Eso, compartir y hablar sobre comic, mangas y demas cosas. Aca tiene que agarrar la sarten por el mango y postear una vez por semana alguien que esté en la pomada.
🏆Deporte
Comentar y hablar sobre los sucesos deportivos de la semana, compartir metodos de entrenamiento, dietas, review de suplementos, videos de ejercicios, clubes, gimnasios, bicicletas, etc. Se entiende.
🕺💃Que hay para hacer esta semana
No sabes que hacer esta semana? Eso, comentar que hay para hacer, donde ir, que shows hay, organizar salidas grupales al museo, a pescar, bicicleteadas, orgias, convenciones, etc.
🤓meetups
Venimos muy flojos con esto. Necesitamos organizar mas meetups que no sean ir al bar X que hace cerveza de polenta y las sirve con papas bravas, tal vez mas noche de rol, asados, y meetups para otras provincias.
💔Segunda opinión
Si, vos tiras tu drama o duda y nosotros opinamos que te conviene hacer. Da para comprar esa van e irte al sur a vivir como un hippie con OSDE? No sabe como dejar a tu novia chupasangre? No sabes como tratar un tema familiar jodido? Siempre otro punto de vista o alguien que haya pasado por lo mismo puede ayudar mucho.
🍖Carrrrrrrrrne argentina
Seccion asadistica compartiendo nuestros asados y bellezas argentinas? Da? Ni idea.
👖Moda, ropa, zapatos, diseño, etc.
Compartir y hablar sobre estos temas. Como mejorar nuestra imagen, donde comprar, intercambio de indumentaria, etc.
💹Finanzas personales/ en que invertir
Eso, seccion exclusiva para hablar de finanzas, aprender como invertir, opinar, como lavar guita, etc.
Vayan postulandose para hacerse cargo de los post semanales y propongan otros.
submitted by dimensionargentina to argentina [link] [comments]


2018.12.13 07:12 marvarlife Ay aajita! (Ay mamacita!)

Ay aajita
“El niño es rechulo, si no fuera por el labio leporino ese que dice Don Mario, yo lo adoptaría” le dijo Juancho a su mujer, la Maria. “y que importa pue Juancho, si total a naiden le importa allá enel rancho” respondió la Maria, quien llevaba más de diez largos años tratando de concebir y nada. “mírelo que bonito con sus ojitos re negritos y esos re chulos camanances; llevémolo Juancho, yo me hago cargo” continuó la Maria con gran ánimo.
“ta gueno pue Maria, pero después no diga que no se lo dije” dijo el Juancho, con cara de resignación, pues cuando a la Maria se le metía algo en la cabeza, no había nada más que hacer.
“Gracias mi Juancho, por eso lo quero, porque uste es tan gueno conmigo. Que seya este mi regalo navideño, ya no tiene uste que comprarme nada” dijo la Maria, sus ojos brillaban como luceros y su boca dibujaba una sonrisa de angel, aquella con la que ponía al Juancho como melcocha; y es que el Juancho vivía para ella y hacía todo lo que él podía para verla contenta, para verla sonreír su sonrisa de ángel.
Y firmaron unos papeles que le dio el secretario de la alcaldía y se fueron felices con su Carlitos, un escuincle de cuatro años, vivaz y saludable y de gran instinto de supervivencia; quien, intuyendo que aquellos dos cristianos, medio aindiados y chachalacos, podrían ser buenos padres para él, les hacía una carita de ángel que derretía en felicidad a Maria. La última familia donde había estado eran unos señores alcohólicos que lo ocupaban a él para pedir en las calles y lo habian casi matado de hambre pues todo lo que les daban de limosna lo ocupaban para sus botellas de guaro barato.
Lo subieron a la carreta y se fueron rumbo al cantón, la Maria muy regocijada y feliz, Juancho un poco taciturno y pensativo. Habían pasado, por supuesto, por el Mercado del pueblo y habían comprado ropa y zapatos pal Carlitos, que se los habían entregado con puros chirajos y unas chancletas de hule ya todas reventadas. “No faltaba más” dijo la Maria, “mi Carlitos dioy endelante va andar bien vestidito y chulo” prosiguió. Y le compraron además unos juguetes de plástico y su leche Ceteco.
El cantón estaba bastante lejos, a unas dos horas del pueblo; llegaron a eso de las cinco de la tarde, aun había sol tardecino y la callejuela de polvo olía a tierra mojada; era costumbre de los vecinos de regar agua por las tardes en frente de sus ranchos para minimizar la polvareda que levantaban los vientos dicembrinos. Sabían que Juancho y la Maria regresaban con su hijo adoptivo y estaban todos reunidos, hombres, mujeres y niños, todos esperandolos, deseosos de conocer el nuevo miembro de la comunidad.
Carlitos iba bien vestido, con su ropa nueva y sus zapatos burro. Lucía hermoso, y la Maria se miraba orgullosa y rete feliz con su Carlitos. Juancho iba un poco nervioso, Carlitos era un niño diferente y aquellos habitantes del cantón no solo eran ignorantes y supersticiosos, sino tambien unos cabeza dura, simplones y maliciosos.
“Guenas tardes muchades” dijo la Maria saludando a la gente con gran emoción y diciéndoles “les present a Carlitos, mijo miyo y de Juancho” “Guenas tardes Maria, Guenas tardes Juancho” dijeron todos, y dirijieron sus inquisitivas miradas a Carlitos. “Hola Carlitos, bienvenido a nuestro caserío” dijeron todos.
“Saluda Carlitos” dijo la Tencha “uenas aldes” dijo Carlitos, levantando su manito y saludando contento; y, sin pensarlo, en una reacción espontánea, todos se rieron al escucharlo, les habia caído en gracias su forma de hablar; pensaron que hablaba así porque todavía era un niño pequeño que no había aún aprendido a pronunciar bien. Carlitos también sonrió, y fue entonces cuando vieron su labio superior partirse en dos, dejando entrever sus dientes de leche y sus rosadas encillas.
“Ave Maria Purísima!” exclamaron las mamas y las abuelas, “que es eso Maria?! Dijeron sin ningún recato y persignándose, haciendo cruces. Los hombres y los morros se quedaron sorprendidos sin decir palabra. Luego, unos segundos después, estallaron en carcajadas. Y al verlos carcajearse, Carlitos también se carcajeaba y mostraba con mas detalle y sin pena, su atrofiada boquita.
“Es Carlitos, mi hijo, su boquita es diferente porque así lo quiso Diosito; no es nada raro, ni malo, ni contagioso; nos explicó el secretario del pueblo”. “No se rian puñeteros” dijo Juancho indignado y sacando su machete; “el que se ría de mi Carlitos le parto la cara, lo juro por la virgencita” continuó, ya con su machete en mano. Las risas pararon al instante; todos conocían a Juancho, era un hombre bueno y afable, pero cuando se enojaba, se enojaba feo y había que respetarlo o atenerse a las consecuencias.
Y a duras penas contuvieron la risa y se fueron yendo, sombreros abajo tratando de ocultar sus cachetes rojos a punto de explotar por la mal contenida risa y, de reojo viendo a aquel niño raro de labio partido; y solos quedaron La Maria, El Juancho, el Carlitos, y la carreta con su yunta de bueyes.
LLegaron a casa y salió Firulais, moviendo su cola y ladrando alegre, lamiendo a la Maria y al Juancho y muy animado, más bien intrigado con aquel cipote a quien no conocía, se le abalanzó y le lamió la cara, y el Carlitos, riendo a carcajadas, lo agarró del cuello y calleron ambos al suelo de tierra. La Maria sonrió y Juancho se rio, olvidando el mal rato que aquellos babosos del cantón le habían hecho pasar. Allí ya en su rancho, con su perro, su Maria y su Carlitos lo tenían todo.
Y Carlitos se acomodó rápidamente en su pequeño dormitorio, no era gran cosa pero estaba limpio y con su ventana con vista a la huerta de mangos, platanos y cocoteros que podia ver desde su camita de lona. “ajias iojito” dijo, contento y feliz, pidiéndole a Diosito que este fuera su último y único hogar y que sus nuevos papas nunca fueran a aburrirse de él. El Firulais estaba con él en la cama, viéndolo y moviendo la cola alegremente, lamiéndole los cachetes, jugueton y travieso, feliz de tener con quien jugar.
Maria se recordó que, allá en el pueblo, había escuchado decir a las señoras del Mercado donde había comprado la ropita de Carlitos, que en la segunda semana del mes venía un grupo de doctores que operaban a niños con labio leporino. La Maria no le había dado importancia al asunto pues a ella no le parecía ningún problema la condición de Carlitos. Más ahora que había visto a la gente de la aldea reirse de Carlitos, pensó que iba a hacer todo lo possible por llevar a su niñito a que le arreglaran su boquita pues no quería jamás que Carlitos sufriera por la ignorancia de aquellos brutos.
Y esa misma semana se fueron al pueblo. Averiguaron en la clínica popular que sí, que venían unos doctores en una misión de Estados Unidos y que ellos eran un grupo de benévolos que no cobraban por la operación. Ni corta ni perezosa llenó la planilla de aplicación y puso a Carlitos en la lista de los niños que serían operados. Se dio cuenta que Carlitos no era el único con esa condición, había más de veinte niños y niñas apuntados, algunos ya adoslecentes. Se sintió muy emocionada, lo que fuera necesario para mejorar la vida de su Carlitos, ella lo haría.
Mientras tanto, Los escuincles del cantón estaban curiosos por saber más de Carlitos y, por las tardes se iban a su rancho y jugaban con él y, la verdad, habían aceptado a Carlitos como era, y no se burlaban de él en nada, ni de sus palabras y hablado, ni de sus labios partiditos.
Los pelados usaban una expresión que habían escuchado de los mayores cuando algo no andaba bien, y decían “hay mamacita!” Carlitos aprendió la expresión en su versión y decía “ay aajita!” Y bueno, Carlitos se hizo famoso por su “ay aajita” que causaba gracia a todos. Y todos comenzaron a decir “ay aajita!” En vez de “hay mamacita!”
Llegó el día de llevar a Carlitos al pueblo para su operación, y, sus amigos y la gente del pueblo le decían a Maria que no era necesario hacerle esa operación a Carlitos, que ellos lo querían y aceptaban como él era, casi la convencen, pero, Juancho, pragmático y decidido, le dijo a Maria que no había más que pensar, que se iban de una vez.
Curaron a Carlitos y creció feliz en su aldea; era el niño más bonito y más inteligente del lugar. Y Carlitos y sus amigos mantuvieron vivo el dicho de “ay aajita!” como un gracioso recuerdo de aquel cipote viruzco que un día llegó a la aldea con sus sonrisa partida y su sueño de quedarse entre aquellos aldeanos humildes y simplones para siempre...“Ay mamajita!”
submitted by marvarlife to mexico [link] [comments]


2018.11.20 02:16 alforo_ La asunción a los cielos de su majestad la reina doña Letizia

El Palacio de la Zarzuela es un recinto que ordenó construir en 1627 el rey Felipe IV a modo de pabellón de caza en el marco incomparable y bucólico del monte del Pardo. Esta es la residencia oficial de los reyes eméritos don Juan Carlos y doña Sofía (que por culpa de las desavenencias del monarca ya no comparten el lecho matrimonial) y su hermana Irene -las infantas lo han abandonado al casarse con prestigiosos varones ejemplo de honorabilidad y honradez - Por lo tanto el reino de España tiene cuatro soberanos que cobran sus respectivos emolumentos, viáticos y gastos de representación a cuenta de los presupuestos generales del estado. Vaya suerte que tienen sus súbditos. La monarquía es la mejor inversión que incluso comprándola con el sistema republicano sale hasta barata.
Mientras, la familia real reside en el Pabellón del Príncipe que es un palacio al estilo renacentista de 3.000 metros cuadrados (1.771 metros cuadrados útiles) construido por el Patrimonio Nacional con un costo de 4.300.000 euros. Un verdadero castillo medieval con foso y murallas vigilado celosamente por la Guardia Real. En la fachada ondea altiva la bandera rojigualda como símbolo imperecedero de la unidad de España.
En el año 2002 el presidente de gobierno José María Aznar se la ofreció a modo de regalo al entonces Príncipe de Asturias don Felipe de Borbón (con vistas a su futuro noviazgo) El pabellón del Príncipe se encuentra en una zona aledaña a la Zarzuela rodeado de jardines de ensueño y 14.000 hectáreas de un hermoso bosque Mediterráneo donde retozan, ciervos, gamos y jabalíes. En apariencia de propiedad pública pero “afecto” al servicio y uso de su majestad el rey y de los miembros de la familia real”.
El rey recibe una cantidad global de casi 8.000.000 millones de euros de los presupuestos generales del estado destinada el sostenimiento de la familia real y que él distribuye a su libre albedrío. No olvidemos que la monarquía es inviolable y está blindada por los partidos mayoritarios PP. PSOE y Ciudadanos. Patrimonio Nacional o la Guardia Real cuentan con un presupuesto de 150 millones de euros anuales y casi 3.000 trabajadores - Teóricamente dependientes del gobierno central, pero en la práctica al servicio de la Casa Real.
En el Pabellón del Príncipe igualmente se hallan las oficinas de la Casa del Rey, el Cuarto Militar -dirigido por el almirante Juan Ruiz Casas- el jefe de protocolo y una sección donde se alojan los siervos, pajes, criadas, doncellas, camareros, amas, mucamas, mayordomos, institutrices, preceptores, ayos y palafreneros. Aparte de los miembros de los cuerpos de seguridad del estado, escoltas y edecanes. Como a doña Letizia el estamento castrense le produce cierta repulsa ha prohibido el toque de corneta, la izada y arriada de bandera y el homenaje a los caídos. Pero esto no es óbice para que la capitana general de los ejércitos luciendo sus mejores galas con peineta y mantilla amadrine los navíos de guerra, carros de combate, aviones bombarderos o participe en la jura de bandera de los agentes de la Guardia Civil.
Quizás el recinto más importante del palacio de la Zarzuela sea la cocina real donde los fogones permanecen encendidos las veinticuatro horas del día. Y esto se debe a que en cualquier momento sus altezas reales exigen los más extravagantes caprichitos gastronómicos. El responsable del mismo es José Roca, cocinero mayor del reino, y experto en complacer los paladares más exquisitos. (tanto de la familia real como los invitados VIP)
Los proveedores oficiales de la Zarzuela se esmeran en aportar los productos de primerísima calidad, biológicos y con denominación de origen certificado: el mejor pollo de corral, la selecta carne vacuno o de porcino, sobre todo, el solomillo del grupo Norteños, sin pasar por alto el cordero o cochinillo de Segovia, la pechuguita de pavo, el jamoncito serrano o de jabugo, y el pescado como es habitual de Pescaderías Coruñesas, el caviar, las angulas, los centollos, los percebes, las langostas, las parrochas, el salmón del Sella, sin olvidar las verduras y hortalizas frescas y una extensa variedad de postres: frutas tropicales, la tarta de Santiago, los casadielles, las yemas de Ávila, la crema catalana, el pastel cordobés, las ensaimadas de baleares o el arroz con leche. Entre tanto en la bodega reposan vinos incunables tanto de España como del mundo entero lo mismo que una extensa variedad de brandys, vodkas, cavas y champagne.
No sabemos lo que pensarán los obreros o los trabajadores que se levantan a las 6 de la mañana a cumplir con su dura jornada diaria ¿Tal vez se le dibujará en su rostro una sonrisa al saber que parte de sus impuestos se dedican a mantener la familia Real y a su extensa prole? Eso sin hablar del tiempo de ocio que ocupan principalmente en saraos, los fiestonones, banquetes, duelos gastronómicos, cacerías, monterías, corridas de toros, regatas o cruceros de placer.
A través de una pantalla de televisión y gracias a la magia de las ondas hertzianas la presentadora del telediario de la segunda cadena Letizia Ortiz logró cautivar al príncipe Felipe (un coloso de 1.90 de estatura dotado de una inteligencia superior) que cayó presa de un súbito encantamiento virtual. Un cuento de hadas solo comparable al romance de Romeo y Julieta.
El soberano o soberana (porque ya se ha abolido la ley Sálica) de las Españas se elige “democráticamente” en el lecho nupcial. Esto significa que si alguno de los espermatozoides del soberano fecunda con éxito el santísimo óvulo de su majestad a los nueve meses alumbrará un ser pluscuamperfecto que guie los destinos del reino.
Las actuales hijas de la pareja real son dos hermosas infantas rubias y de ojos azules, étnicamente arias, católicas y apostólicas ya que están emparentadas por un lado con los emperadores Bávaros y por el otro con don Pelayo. En este caso la corona ha recaído en la infanta Leonor, princesa de Asturias, quien, por obra y gracia del espíritu santo, será la nueva reina de España asegurando así la perpetuidad de la dinastía borbónica.
La rutina diaria de sus majestades está marcada por una apretada agenda institucional propia de tan alta investidura. El jefe de la Casa Real es el encargado de planificar cada una de las actividades oficiales y extraoficiales de Felipe VI -el Jefe de Estado y capitán general de los ejércitos- y de su consorte la reina doña Letizia.
El cirujano Antonio de la Fuente y los médicos del clínica Ruber han atendido a la reina Doña Letizia (por motivos de salud, se afirma) en los últimos 14 años. Al parecer su majestad está obsesionada con su aspecto físico (la perfección hedonista) ¿cuánto han costado estas carísimas operaciones y tratamientos? Cualquier esfuerzo es poco para elevar su autoestima y garantizar su felicidad. ¿Alguien se atreve a cuestionarla? Quien lo haga inmediatamente será acusado de antiespañol, separatista o comunista y condenado a la picota. Su alteza serenísima doña Letizia está a punto de terminar el proceso de metamorfosis y pronto los súbditos podrán presumir de tener la reina más bella del universo.
Gracias a las incontables operaciones de cirugía estética (que son un secreto de estado) la reina ha conseguido superar el canon de belleza griega. De veras que luce como una adolescente a pesar de haber cumplido 46 años. En su currículo extraoficial consta una septorrinoplastia para corregir el tabique nasal, la elevación de los parpados con silicio orgánico y tocoferol, una mentoplastia para suavizar el mentón tan prominente, el aumento de pechos con implante de silicona con el fin de realzar el busto, la eliminación de las bolsas de los ojos, el arreglo de los dientes con brackets (ortodoncia) La reina por ley y cueste lo que cueste debe ser eternamente joven y subir incorrupta al reino de los cielos. Por prescripción médica también se le han recomendado tratamientos corporales y faciales: infiltraciones de ácido hialurónico sintético para rellenar los surcos de las arrugas, las inyecciones de hidroxiapatita de calcio para realzar los pómulos, la toxina botuniloica para relajar la expresión de la frente, el botox para estirar la piel o colágeno para rejuvenecerla. Los halagos y piropos se multiplican y llueven a su paso los pétalos de rosas. Esas joyas que exhibe en los desfiles de modas le otorga un cierto halo de divinidad: la tiara de lis, el emblema de los Borbones, y regalo de Alfonso XIII a su prometida la princesa Victoria Eugenia de Battenberg, la tiara de diamantes que le ofreció Franco a la reina Sofía con motivo de su enlace matrimonial, dos pulseras de la firma Cartier, los collares de perlas finas de Tiffany Victoria, la diadema prusiana de platino, diamante y brillantes, los pendientes aguamarina y zafiros, los anillos de oro engastados con esmeraldas.
Pertenecemos a una sociedad en la que prima la imagen y el culto al cuerpo. Por lo tanto la reina Letizia está constantemente expuesta al juicio mediático que se emite a través de la prensa, la radio, la televisión o las redes sociales (tanto a nivel nacional como internacional) Esta sobreexposición bestial la soberana la afronta con coraje y valentía. Suena la marcha real y nadie puede hacerle sombra pues su majestad es el centro del universo. Tales delirios de grandeza los disimula con una sonrisa de cumplido o un gesto mayestático que define su recio carácter. Cada movimiento suyo está impregnado de glamour, y un irresistible atractivo erótico y hasta sexual que provoca un desmedido apasionamiento. Doña Letizia es la estrella de las revistas del corazón y la prensa rosa de los cinco continentes, ella es la best seller, la número uno que agota todas las ediciones, y acapara todas las portadas. ¡Letizia, Letizia! la plebeya nieta de un taxista ha sido coronada en lo más alto del Olimpo.
¿Cuál es el papel de la reina? ¿Acaso todos piensan que es meramente representativo? ¿un jarrón chino? Doña Letizia tiene que cuidar la imagen pública puesto que es el mascarón de proa de la marca España. Su belleza y sensualidad es el mejor gancho y propaganda para asegurar el éxito en los contratos, inversiones, transacciones y exportaciones que son un factor determinante para el buen funcionamiento del PIB (producto interior bruto) o la estabilidad de la prima de riesgo. Es una excelente relaciones públicas y las multinacionales españolas están de plácemes. La reina también toma decisiones ya que prudentemente le susurra al oído de su majestad Felipe VI sus preferencias en los asuntos familiares o políticos. Sus deseos se convierten en órdenes pues al fin y al cabo los acontecimientos más cruciales del reino se deciden en la cama o en los mejores restaurantes.
Nadie ha podido desvelar el patrimonio de la familia real española pero se especula que podría elevarse a unos 150.000.000 millones de euros. No hay que ser mal pensados porque todo este dinero es producto de sus abnegados servicios a la patria. La dinastía borbónica a través de la historia se ha distinguido por su proverbial honradez, jamás han ejercido de lobistas, ni han cobrado comisiones, ni se le conocen corruptelas o cuentas en paraísos fiscales como pretenden insinuar sus más encarnizados enemigos.
Algunos envidiosos sostienen que es una afrenta intolerable tamaña exhibición de opulencia y derroche por parte de la familia real. Más bien lo que deberían hacer es predicar la austeridad pues en el reino de España existen millones de marginados y empobrecidos víctimas de la crisis económica.
Los defensores de la monarquía responden que este es un estúpido argumento populista con el que intentan los antisistema destruir una de las instituciones más queridas por los súbditos españoles. La monarquía representa la unidad de España y es la garante del estado de derecho, la libertad y la democracia. Así lo decidieron los súbditos cuando en el referéndum constitucional de 1978 aprobaron con el 87% de los votos la restauración borbónica. Refrendando así la voluntad testamentaria del caudillo Francisco Franco que eligió al príncipe don Juan Carlos como su sucesor.
No quiero ni pensar si llegará a fallecer nuestra sacrosanta y serenísima reina –Dios la guarde por muchos años- seguro que al día siguiente no saldría el sol y sus criadas, amas y siervas serían enterradas vivas junto a ella en una magnánima ceremonia faraónica. El rey inconsolable perdería la razón y muchos de sus súbditos preferirían el suicidio antes que soportar la ausencia de tan augusta benefactora. El doblar de las campanas, el luto oficial indefinido, las banderas a media asta, y el desgarrador llanto de las plañideras sumirían al reino en la depresión más espantosa.
Su majestad se pasa las horas muertas en el tocador de la alcoba ensimismada frente a su espejo pronunciando el clásico conjuro: “espejito mágico espejito de oro ¿quién es la más linda? Dímelo tesoro” El genio le responde con voz impostada: “nadie en el reino es capaz de eclipsar a vuestra excelencia ¡doña Letizia es las más guapa, guapa, guapa!” Coqueta y vanidosa lanza un suspiro de alivio mientras los poetas palaciegos le cantan versos laudatorios: ¡¡Oh, gloria inmarcesible!! ¡¡oh, júbilo inmortal!! Escribirán su nombre en letras de oro en los anales de la historia, se le levantarán estatuas, bustos, se erigirán monumentos en su honor; eternamente adulada por sus súbditos que le hacen reverencias, besan sus purísimas manos y se rinden a sus pies. La revista Hola, el boletín oficial de la Casa Real, el Diez Minutos, Lecturas o Semana lanzan ediciones extraordinarias para ponderar el regreso de Sissi emperatriz resucitada.
El culto a la personalidad es una de las máximas virtudes de nuestra monarquía “constitucional” y ya comienzan a bautizarse con su nombre estadios, aeropuertos, salas de teatro, hospitales, y hasta tanatorios. Por real decreto ley la foto oficial de sus majestades debe presidir los ayuntamientos, colegios, universidades, cuarteles, estaciones de policía, edificios oficiales, embajadas, etc. Tal epidemia de narcisismo es otra prueba más de la soberbia imperial españolista.
A las famosas peluqueras Luz y Gema se les ha encomendado la heroica misión de cuidar la sedosa cabellera de su majestad. Ambas cumplen una extenuante jornada de trabajo que comienzan al toque de diana (6 de la mañana) -casi todos los días del año sin excepciones-. Son memorables sus eximias obras de arte: el moño rizado, el flequillo ladeado, la coleta sutil, el clásico recogido de bailarina, el pelo liso, ondas retro, corte bob, las mechas más claras, más oscuras, el alisamiento, la melena rizada. Pero hay algo que no han podido evitar y es que a la reina se le caiga el pelo (por culpa del excesivo uso de tintes, acondicionadores y demás menjurjes) y neutralizar la aparición de las primeras canas. El desgaste de su tupida cabellera es más que evidente y se teme-que si no se toman las medidas oportunas- en un corto periodo de tiempo, pueda quedarse calva. Para evitar tamaña tragedia que la condenaría a usar una incómoda peluca se le está aplicando un revolucionario tratamiento de choque a base de champús y lociones especiales por parte de los más prestigiosos dermatólogos de España. Se ha descubierto que su alteza real es alopécica nerviosa por lo que sus psicólogos le han recomendado la práctica del bikram yoga. Dejar su mente en blanco es la mejor terapia para que recupere el equilibrio y la armonía cósmica.
Sus asesores y estilistas encabezadas por Eva Fernández estudian cada gesto de su expresión facial y corporal. Sencillamente su majestad es una las más cotizadas “influencers” del mercado, una top model de insuperable valía que se la pelean las más importantes firmas a nivel nacional e internacional. Es necesario que doña Letizia conserve la línea con una exhaustiva dieta Perricone tan popular entre las estrellas de Hollywood. La reina está flaca, muy delgada ¡oh virgen santa! ¿Será anoréxica? O a lo mejor sufre alguna dolencia grave porque parece más un saco de huesos. ¿Quizás sea el efecto de una mala relación con Felipe VI, sus suegros o la familia real? Al fin y al cabo ella es una intrusa, una plebeya vulgar y corriente. Con razón se siente odiada por sus súbditos que la consideran una advenediza carente de rancio abolengo.
Su católica majestad siempre se le ve tan etérea y angelical. Su piel tersa y sin una arruga demuestra que está bendecida por la madre naturaleza (y las incontables sesiones en la cámara hiperbárica) De su look ultra natural se encarga el su súper maquillador Daniel Vicente: primero que todo el bálsamo para los labios antes de repasarlos con color carmín (1001 pintalabios ) y una delicada sombra de ojos Cooper (favorita de las modelos) Todos los cortesanos tienen que quedarse maravillados con sus pestañas larguísimas rizadas con rímel que resaltan sus bellísimos ojos verdes que se vuelven chispeantes al enmarcarlos con un khol negro. Y para rematar el toque pastel sobre sus parpados que da luz a sus poderosísimas cejas. Menos mal que el palacio de la Zarzuela está muy bien abastecido con la más alta gama de cosméticos: L’Oréal Paris, Vichy, Avon, Mac Mac, Nars o Chanel.
A la reina le encantan los modelos exclusivos de Inditex o Zara, los Massimo Dutti, Uterque, Designers, Remix, Felipe Prieto, Loewe, Carolina Herrera, Nina Ricci, Hugo Boss, Felipe Varela o Estella McCartney. Definitivamente su armario está muy bien abastecido pues se reserva un traje para cada ocasión según las tendencias de primavera, verano, otoño e invierno. Habría que sacar la cuenta de todos los vestidos que ha estrenado (no suele repetirlos) durante los años que lleva de reina consorte. Son tantos que incluso necesita la ayuda de una abnegada doncella que los clasifique y los mantenga a punto. La reina por su suprema elegancia es el espejo en el cual tienen que verse reflejadas las mujeres españolas. En el fondo es una feminista radical que para sobrevivir tiene que adaptarse a las veleidades del régimen monárquico (papista) patriarcal.
En el tema de los zapatos su majestad también es muy exigente ya que sus delicados pies deben calzar las mejores marcas: Blahnik, Magrit, Pura López, Mango, Prada Miu Miu, Lodi, Carolina Herrera. Su zapato fetiche es el de tacón de aguja de Magrit. En su zapatero guarda más de 500 pares de zapatos de súper lujo (a cargo de los presupuestos generales del estado, por supuesto) Sin lugar a dudas que va camino de convertirse en la nueva Imelda Marcos (esposa del dictador Ferdinand Marcos) que tenía más de 1000 pares de zapatos. Otro de sus complementos favoritos son los bolsos cuyas marcas favoritas son: Uterque, Magrit, Felipe Varela, Carolina Herrera, Lidia Faro, Roger Vivier, Malababa, Cucareliquia, Adolfo Domínguez, Ángel Schlesser, Hugo Boss, Según los periodistas de la prensa del corazón posee más de 300. Aunque son apenas un adorno porque ella no necesita ni documentos, ni tarjetas, pues una sola palabra suya basta para cumplir cualquiera de sus caprichos.
Pero en la vida de doña Letizia no todo es frivolidad ya que en su corazón prevalece el espíritu altruista y solidario. La nueva madre Teresa de Calcuta apoya incondicionalmente a las ONGs y demás organismos de ayuda humanitaria que se empeñan en redimir a los más pobres y afligidos. Con sus manos caritativas acaricia a los huérfanos y menesterosos que ante su luminosa presencia renacen de las cenizas.
En la novela “Piel de Zapa” de Balzac el argumento central es la búsqueda del elixir de la eterna juventud, mejor dicho, el deseo de la longevidad aunque sea a costa de venderle el alma al diablo. En “El retrato de Dorian Grey” el genial escritor irlandés Oscar Wilde desarrolla la tesis de que lo único que vale en la vida es la belleza, el atractivo físico y la satisfacción de los sentidos. La Reina Letizia desea mantenerse tan joven como Dorian cuando Basil lo retrató en el cuadro. Porque la figura pintada en la tela es la que envejece y no el personaje real. El mito de Dorian Grey es una hipócrita mascarada que arrastra a aquellos que caen en sus tentáculos a la cruel autodestrucción. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=249185&titular=la-asunci%F3n-a-los-cielos-de-su-majestad-la-reina-do%F1a-letizia-
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2018.08.23 20:13 master_x_2k Zumbido III

Zumbido III

Estaba nerviosa, volviendo al lugar de Perra con el almuerzo en la mano. No era solo porque la había dejado sola con una bestia incontrolable compuesta casi por completo de colmillos, uñas, huesos y músculos. Era que era la hora del almuerzo.
Entre innumerables enfrentamientos con los matones, entrar en contacto con los Undersiders y el robo al banco, parecía que las cosas solían ocurrir al mediodía.
Me sentí aliviada cuando regresé y no había una carnicería. Una docena de perros me saludaron, muchos metiendo sus narices en la bolsa de papel que tenía. Navegué hasta Perra, que estaba sentada en una plataforma de bloques de hormigón junto a la pared abierta trasera. Sirius estaba acostado a su lado con su cabeza sobre su regazo.
“¿Comida?”, Le ofrecí.
Ella se inclinó hacia abajo, así que saqué una envoltura de souvlaki de pollo y una cocacola de la bolsa y se los entregué.
Cuando ella quitó el papel de un extremo de la envoltura, me encontré un lugar para sentarme en una parte de la pared que estaba incompleta o dañada. Los elementos habían desgastado los bloques de concreto, y algo de vegetación había logrado crecer en las grietas, lo que lo convertía en un asiento no del todo incómodo. Afuera, detrás del edificio, había un campo de césped sin cortar rodeado por una cerca de alambre. A medida que perdieron interés en la comida, los perros vagaron por ahí, persiguiéndose unos a otros o persuadiendo a otros a jugar, aplastando el césped tanto que podíamos verlos. La vista de su juego fue acompañada por una banda sonora de interminables ladridos y gruñidos.
Un perro blanco con cola cortada y manchas de color castaño en su cuerpo y sobre sus orejas se acercó a mí, sentándose para mirarme mientras tomaba mi primer bocado de mi envoltura.
Tragué saliva, y le dije al perro, “No. Esto es demasiado bueno para compartir, y probablemente no sea bueno para ti de todos modos.”
El perro ladeó la cabeza con curiosidad.
“Eres terriblemente bonita, sin embargo”, le dije.
Escuché un ruido de burla de la dirección de Perra. Me volví en su camino justo a tiempo para verla mirar hacia otro lado.
“¿Qué?”
“Nunca deberías tener un perro.”
Eso fue bastante duro, especialmente viniendo de ella. “¿En qué estás basando esto?”
“La mayoría de los dueños de perros son retrasados, y los más retrasados ​​son los que eligen un perro porque es lindo, o porque es bonito, sin saber nada sobre la raza, el temperamento, las necesidades del perro.”
Suspiré, “Vete a la mierda, Rache. Puedo decir que es un lindo perro sin decir que me lo llevaré a casa.”
“Lo que sea”, ella no quitó sus ojos de los perros en el campo de atrás.
“No, no me ignores. Quieres comenzar algo, bien. Pero si lo haces, debes escuchar lo que tengo que decir. Escucha lo que tengo que decir. Préstame atención, maldita sea.”
Ella se giró para mirarme. Ella no fruncía el ceño ni miraba con enojo, pero su mirada era tan desapasionada que me hizo sentir incómoda.
“Vamos, me conoces bastante bien. Todos los demás me describen como cuidadosa y cautelosa, aunque no estoy del todo segura de por qué. ¿De verdad crees que elegiría algo tan importante como un perro, una nueva adición a mi familia, sin investigar primero?”
Ella no respondió. En cambio, volvió su atención a los perros afuera.
“Claro”, dije. “No lo haría.”
No presioné las cosas más. Terminamos nuestras envolturas, desenterré una pieza del baklava envuelto en papel de aluminio de la bolsa, la dejé sobre el papel de mi envoltorio y enrollé la laminilla alrededor del resto para pasárselo a Perra. Cuando terminé de comer mi postre y lamer mis dedos, salté de mi asiento en la pared, encontré una pelota y comencé a tirarla para los perros.
“Toma”, me dijo Perra. Me volteé, y ella me entregó el bastón azul que sobresalía de la cremallera de la mochila. Era de plástico, moldeado para tener un mango con asideros en un extremo y una taza en el otro. Cuando un perro me trajo la pelota, presioné experimentalmente el extremo ahuecado hacia abajo y la bola se colocó en su sitio.
Cuando lo giré hacia adelante, la pelota salió volando, cinco veces más lejos que cuando usé mi mano. La mayoría de los perros salieron en estampida, corriendo para ser los primeros en agarrarlo o perseguir a los que estaban a la cabeza.
Fue agradable, disfrutar del sol, jugar con los perros, no tener responsabilidades ni presiones por el momento.
Me volví para mirar por encima de mi hombro. “¿Puedes hablarme sobre algunos de ellos? ¿Los perros?”
Perra frunció el ceño, pero no me rechazó. “Este es Sirius. Fue comprado como un cachorro para algún niño de doce años, luego creció demasiado grande y rebelde para quedarse en la casa. Fue encerrado afuera e ignorado, sus uñas crecieron demasiado y terminó con una infección en el pie. Decidieron que era más fácil dejarlo en un refugio que pagar por la atención médica. Como no estaba entrenado ni socializado, resultó demasiado salvaje y excitable para ser adoptado. Lo conseguí en la semana que iba a ser sacrificado.”
“Que gente de mierda”, miré a Sirius, que estaba durmiendo. “¿Cómo sabes la historia?”
“Conozco a algunas personas que se ofrecen como voluntarios en refugios, de cuando lo hacía yo. Me avisan si hay un perro que merece una segunda oportunidad. No muchos no la merecen.”
“Ah”
“Al que le estabas hablando hace unos minutos era Bullet. Ella es la más inteligente del grupo. Su raza anhela el ejercicio, están pensados para correr todo el día con los cazadores... excepto que ella fue utilizada como beta para calentar perros para uno de los grupos de peleas de perros de aquí y su hombro estaba destrozado bastante mal. Incluso con el hombro en el mejor estado que va a conseguir, le duele demasiado para que corra tanto como necesita.”
Vi a Bullet en la multitud. Efectivamente, ella se estaba quedando atrás del resto. Pensé que tal vez ella estaba favoreciendo una pierna.
“Si tu poder sana, ¿por qué no lo ayuda? ¿O el ojo y el oído de Angelica?”
Perra se encogió de hombros. “Lisa dijo que tiene algo que ver conmigo haciendo un ‘plano’. Es un balbuceo para mí. Todo lo que sé es que no ayuda a los problemas de salud más antiguos. Elimina la enfermedad y el cáncer, y los parásitos, y la mayoría del daño que sufren cuando son grandes. Eso es todo.”
“Creo que lo entiendo”, le dije. Miré a Bullet, que había dejado de correr y estaba sentada en el medio del campo, viendo a otros correr. “¿Todos ellos tienen historias como esa?”
“La mayoría.”
“Maldición”, sentí una punzada de simpatía por los animales.
La manada de perros regresó a mí, y un perro lanudo dejó caer la pelota a mis pies.
“Buen perro”, le dije. Tiré la pelota, con el objetivo de acercarla a Bullet, y la manada de perros salió corriendo otra vez, con más de unos pocos ladridos emocionados.
Perra y yo no estábamos conversando, pero ninguna de las dos era gente de conversación. Yo era demasiado torpe socialmente para mantener una pequeña charla por un período de tiempo prolongado, y Perra era... bueno, ella era Perra. Así que nos sentamos, pasaron los minutos entre cada intercambio de diálogo, y de alguna forma no me molestó. Me dejaba escoger y elegir de lo que estaba hablando con mucho cuidado.
“Es una lástima que los perros no puedan tener eventos detonantes”, reflexionó Perra en voz alta. “Si lo hicieran, algunas personas podrían pensarlo dos veces.”
Podría haber discutido los detalles, señalar que la mayoría de las personas no estaban al tanto de los pormenores de los eventos detonantes, podría haber argumentado que algunas cosas podrían empeorar si los perros pudieran obtener poderes. No se sintió necesario.
“Sí”, estuve de acuerdo.
Ese fue el alcance de ese diálogo. Disfrutamos de otro largo silencio y los perros compitieron entre sí para buscar la pelota.
El sonido de una botella que se rompió y gritos muy humanos perturbaron nuestra paz.
“Estos tipos otra vez”, gruñó Perra, moviendo la cabeza de Sirius de su regazo y saltando de su asiento sobre la pila de bloques de concreto. El labrador negro giró la cabeza para mirar mientras se dirigía al frente del edificio. Perra silbó por sus perros y Brutus, Judas y Angelica corrieron a su lado.
“¿Qué está pasando?” Llamé a ella, moviéndome para seguirla.
“Quédate adentro”, me dijo.
Hice lo que me pidió, pero eso no significaba que no tratara de acercarme, de tener una mejor idea de lo que estaba pasando. Me acerqué a una de las ventanas tapiadas en la parte delantera del edificio y eché un vistazo a través de un hueco en la madera contrachapada.
Perra tenía a sus perros de pie a su alrededor, y ella estaba parada frente a un grupo de aproximadamente siete personas. Variando desde los treinta a los doce años. No fue difícil descubrir con quién se identificaban. La mitad de los chicos eran rubios o teñidos de rubio, y los otros se habían afeitado la cabeza. La más joven era una niña de unos doce años que también se había llevado una cuchilla de afeitar al cuero cabelludo, dejando solo su flequillo y el pelo colgando alrededor de sus orejas y la parte posterior de su cuello. El detalle que confirmó mis sospechas de su afiliación fue el número ochenta y tres que vi grabado en una de las camisetas de los chicos en marcador permanente.
Los supremacistas blancos amaban los códigos en números. Si sospechabas si un número era uno de sus códigos, el número ocho era una buena pista, ya que aparecía mucho. Los ocho se refieren a la octava letra del alfabeto, H; Ochenta y ocho representaban HH o ‘Heil Hitler’, mientras que dieciocho apuntaban a Adolf Hitler de la misma manera. El ochenta y tres no era uno que hubiera visto antes, pero sabía que habría sido por HC... Heil algo. ¿Heil Cristo?
En cualquier caso, estos números habían sido una manera de mantener los sentimientos racistas por lo bajo, en torno a aquellos que no estaban afiliados, hasta que el predecesor de Kaiser formó el Imperio Ochenta y Ocho aquí en Brockton Bay. La movida había impulsado un ultimátum sobre los racistas más reservados en el área, forzándolos a unirse al grupo agresivo y activo en el ojo público o retirarse más hacia la clandestinidad. También había atraído a multitudes de supremacistas blancos más acérrimos de las regiones circundantes a Brockton Bay. Cuando las personas con poderes, incluido Kaiser, comenzaron a congregarse en el grupo, Brockton Bay se convirtió en un imán para ese tipo de cosas. Una de las colecciones más grandes de racistas al norte del cinturón de la Biblia.[1] Posiblemente sea la mayor congregación de supervillanos racistas.
El día en que el Imperio Ochenta y Ocho había obtenido su nombre no había sido un buen día para nuestra ciudad.
Un hombre, de unos treinta años, sostenía una caja de botellas de cerveza vacías. Sostuvo uno por el cuello, la arrojó al aire y la atrapó de nuevo, luego la azotó en dirección a Perra. Me estremecí más que ella cuando estalló explosivamente contra el frente de la puerta.
“Te dijimos que salieras de aquí”, le dijo con desdén.
“Yo estaba aquí primero.”
“No importa. Estamos reclamando este vecindario, y esos ladridos me están volviendo loco.”
“Lo dijiste antes. Prueba tapones para los oídos.”
Agarró otra botella y la arrojó con fuerza. Perra tuvo que inclinarse fuera del camino esta vez, para evitar que golpeara su hombro.
“No puedo hacer negocios usando tapones para los oídos, puta estúpida”, el hombre puso su mano en la cabeza de la niña parcialmente calva, que le hizo una mueca a Perra.
“Entonces no hagas negocios. No me importa.”
Cogió otra botella y luego se detuvo. Una lenta sonrisa cruzó su rostro mientras miraba a un adolescente que estaba justo al lado de la chica calva, “Una cosa sobre algo tan malditamente irritante como esos ladridos, es que nos hace hablar sobre cómo podemos lidiar con ellos. Tom, aquí, tenía mi sugerencia favorita. Dijo que podíamos empapar salchichas con anticongelante y arrojarlos al campo de allá. ¿Qué dices?”
Mierda. Miré por el interior del edificio buscando algo que pudiera usar como máscara, pero no había nada. ¿Por qué no traje mi disfraz? La situación estaba a un pelo de convertirse en un baño de sangre, y mi identidad civil era fácil de ver. Ni siquiera podía trabajar desde el interior del edificio, sin arriesgarme a que alguien hubiera oído hablar de mi poder o de cómo operaba, y que viniera detrás de mí.
Solo pude ver a Perra desde atrás, pero vi que volvía la cabeza para evaluar al grupo. Tal vez calculando cuánto tardarían sus perros en asesinarlos a todos.
“Si fueras a hacer eso”, dijo, “lo habrías hecho antes, y te mataría por ello. O tienes demasiado miedo para hacer algo al respecto, que deberías, o Kaiser te dijo que no me molestaras.”
Era la última actitud que hubiera esperado de ella. ¿Perra, ser sensata?
El hombre con las botellas se burló, “Nah. Verás, escuchamos ese aullido antes. Lo mismo hicieron algunos de nuestros vecinos. Kaiser nos dijo que nos portemos bien, pero como yo lo veo, si le decimos a Kaiser que comenzaste esta mierda, y pregunta por nuestra historia, va a escuchar que hubo aullidos antes de que hubiera peleas.”
“Sabes quién soy”, Perra los amenazó, “Conoces mis habilidades. ¿Realmente vas a joder conmigo, aquí? ¿Con mis perros alrededor? ¿De verdad?
Escuché, en vez de ver, el sonido de una pistola amartillando. El adolescente, al que identifiqué como Tom, levantó un arma en dirección a Perra.
“¿Sigues pensando que eres dura?” Se burló el hombre de Perra, “Las armas son el gran ecualizador, ¿sabes? Mi hijo aquí quiere un lugar en el Imperio, y para hacerlo, tiene que ganarse el privilegio. Estoy pensando que Asesinarte sería una buena forma de hacerlo.”
No esperé a escuchar el resto del diálogo. No había forma de que esto no fuera a terminar con violencia ahora. Me quité los zapatos, luego corrí con mis calcetines sobre el piso de concreto, manteniéndome lo más bajo que pude. Encontré el cuchillo que Perra había usado para abrir las bolsas de comida para perros, y luego lo metí en mi bolsillo trasero. Todavía no había nada que pudiera ver que funcionara como una máscara. Ni siquiera llevaba una sudadera o suficientes capas extra para usar una pieza de mi ropa como máscara. Hacía demasiado calor ese día.
Lo cual me dejó una opción muy desagradable.
Ejercí mi poder y me alegré de encontrar que el campo de hierba y el edificio medio construido tenían un buen suministro de bichos con los que trabajar. Los saltamontes migraron en mi dirección, y vacié un nido de avispas que se acurrucaba en la pared sobre el segundo piso sin terminar. Los jejenes que habían estado disfrutando de la gran cantidad de desechos de perros volaron en mi dirección, e innumerables hormigas y arañas formaron el resto del enjambre.
Todos juntos, fluyeron en mi dirección para reunirse en mi piel, trepando por mis piernas y mi torso, algunos girando hacia abajo para cubrir mis brazos. Como uno, cubrieron cada centímetro de mi cuerpo, incluso creando una masa sobre mi boca y gafas para oscurecer todo. No me hizo tantas cosquillas como pensé que podría, pero me estremecí.
Necesitaría una ducha después de esto. Diez duchas. Y pagaría por usar un gimnasio o piscina o algo así, así que no tuviera que soportar la ducha de porquería en el departamento mientras me limpiaba la piel. El noventa por ciento de mi razonamiento para diseñar un disfraz que cubriera todo mi cuerpo fue por esta misma razón, maldita sea.
¿Por qué no traje mi traje? ¿Por qué?
Me estremecí ante el rugido ensordecedor de un disparo. Esperé con la respiración contenida, hasta que escuché el murmullo de la conversación en la puerta otra vez, la voz de Perra. ¿Un disparo de advertencia?
Agarré mi teléfono celular del bolsillo y envié un mensaje de texto, seleccionando a Brian, Lisa y Alec como destinatarios:
Media docena de cabezas rapadas aquí. Al menos un arma. Necesito respaldo.
Mi teléfono vibró con una respuesta unos segundos más tarde. Brian:
n camino. estaba yendo a casa. tomará un minuto.
Sin respuesta inmediata de los otros dos. Mi teléfono mostraba la hora como la 1:38. Lo suficientemente cerca de la hora del almuerzo como para considerarlo una continuación del patrón. Iba a desarrollar un trastorno de ansiedad por esto. Le mandé un mensaje de texto con las instrucciones, informándole que busqué el edificio con la grúa.
Se habían juntado suficientes bichos para cubrirme, con muchos de sobra. Quería estar absolutamente segura de que estaba cubierta, así que los amontoné uno encima del otro, a varias capas de profundidad. Fue sofocante. Me forzaron a respirar por la nariz, y mi visión fue oscurecida por los insectos que se habían acumulado en mis gafas. Más que eso, hacía calor en medio del denso enjambre. Aun así, preferí soportar esto que arriesgarme a ser identificada.
Miré por la ventana tapiada más cercana por la que podía ver y vi que el grupo no se había movido. El hombre con las botellas dijo algo, pero no pude entenderlo. Ir a buscar el cuchillo y enviar los textos me había alejado del alcance del oído.
Volví corriendo a la puerta de entrada, manteniéndome medio agachada como antes, para asegurarme de que nadie me veía a través de los huecos en las tablas de las ventanas. Volví a ponerme los zapatos, me enderecé, respiré hondo y abrí la puerta.
“¡Jesús mierda!” Maldijo un cabeza rapada de veintitantos mientras me movía al costado de Perra. Tenía una vaga noción de cómo debía verme – una torre de insectos enjambrados con una vaga definición humana, dando la forma suelta de una cabeza, con vagas muescas en la ‘cara’ donde estaban mis ojos.
Incluso los ojos de Perra se ensancharon una fracción al verme.
“¿Qué carajo?” Ella murmuró.
Me quedé callada, manteniendo mi atención en el grupo.
El hombre botella me miró, luego habló en voz baja, “Tom, ¿verdad? ¿Harías los honores y te encargarías de este show de halloween?”
El adolescente giró la pistola en mi dirección, apuntando al nivel del pecho. Él sonrió, “Es un placer.”
La escena con Bakuda y sus secuaces no había sido muy diferente. La única diferencia era que Tom no dudó un segundo cuando se trataba de apretar el gatillo.
La fuerza bruta del disparo me dejó tambaleándome, y ni siquiera me había golpeado.
Me había agachado mientras salía hacia atrás, dejando a la mayoría de los bichos donde estaban sobre mí. Algunos se habían caído, pero la estructura general se había mantenido más o menos estable, y cada uno de los bichos se apretaban unos a otros y se extendían lo suficiente como para llenar el espacio vacío de la cabeza y el pecho.
Por lo que mis bichos habían experimentado, sabía que el disparo había pasado solo unos centímetros sobre mi cabeza, cerca del centro de donde estaba mi pecho. El enjambre donde me agaché era más denso, para sostener la estructura sobre ellos, así que no podía ver a través de ellos tan fácilmente. Solo podía esperar aguantando la respiración, con la esperanza de que los bichos me ofrecieran la cobertura suficiente para esconder mi yo real.
“¿Qué mierda?” Tom dijo. Moví los bichos frente a mis ojos para poder mirarlo parcialmente, y lo vi alejarse, con el arma aún levantada.
Había tomado prestado un truco de Grue, y pensé que tenía sentido tomar uno de Tattletale también.
Cuando hablé, siseé las palabras y, al mismo tiempo, hice que todos los bichos del enjambre hicieran ruido: zumbando, gorjeando y chirriando al ritmo de mis palabras, haciendo todo lo posible para parecer menos humana. “Las armas no van a funcionar cuando mi cuerpo está así.”
Poniendo mis manos en el suelo, trayendo la masa erguida de bichos conmigo, me arrastré hacia adelante un paso. Vi a casi todos en su grupo alejarse. Solo el hombre con las botellas permaneció donde estaba, y usó un brazo extendido para evitar que Tom también retrocediera.
Mi estratagema estaba funcionando. Como Tattletale había hecho con Glory Girl y Panacea, y de nuevo con Bakuda, podía hacerles creer que tenía poderes que no tenía realmente para confundir y despistar.
“¡Dispara, muchacho!” El hombre apretó con más fuerza el hombro de Tom.
El adolescente obedeció, disparando tres veces más contra el enjambre, apuntando demasiado alto para golpearme. Dos disparos más golpearon donde habría estado mi torso. El tercero pasó por mi falsa ‘cabeza.’
Tom, con los ojos muy abiertos de alarma, decidió cambiar de objetivo. Giró su brazo hacia mi derecha para apuntar su arma a Perra.
Me lancé hacia adelante, desenvainando el cuchillo y balanceándolo con un solo movimiento. Apuñalé a Tom en el muslo, mientras Perra evadía a un lado. A través de una combinación de mi ataque, que Tom tenga que ajustar su puntería y los movimientos de Perra, el tiro falló.
Cuando Tom cayó, colapsé el enjambre sobre él. Evitando tocarlo directamente, saqué el arma de su mano, recuperé mi cuchillo y apuñalé la punta del cuchillo en su palma para eliminar cualquier posibilidad de que él tomara represalias o agarrara su arma.
En un impulso, le pasé el cuchillo por la frente. Según Brian, los cortes en la frente rara vez eran graves, pero sangraban lo suficiente como para parecer graves. Era una técnica que los luchadores de lucha libre usaban con frecuencia, y una técnica que los boxeadores usaban para cegar a sus oponentes con sangre en los ojos.
Dejé algunos de mis bichos alrededor de Tom mientras me alejaba de él. Gritó frenéticamente y luchó por arrastrarse lejos.
Fue una estrategia más brutal de lo que me hubiera gustado, pero como yo lo veía, cualquier efecto que generara al herirlo así, con suerte evitaría que otros se unieran a la pelea, y llevaría a que menos personas se lastimaran a la larga. No me gustaban los seguidores de Kaiser, no tenía ningún respeto por ellos, pero no quería verlos destrozados por los perros de Perra.
“Este territorio es nuestro”, les gruñó Perra, mientras la gente retrocedía. Brutus, Judas y Angelica eran más grandes ahora, su piel se dividía con sangrientas espinas de hueso sobresaliendo de los huecos. “Fuera.”
“¡Kaiser escuchará sobre esto!”, Gritó el hombre de la botella.
“¡Fuera!” Gritó Perra.
Tom, todavía fuera de si por el dolor y miedo, saltó ante esa orden. Trató de ponerse de pie y falló, volviendo a caer al suelo con un grito desgarrador. Cuando extendió la mano, implorándole ayuda a sus amigos, la piel de sus manos y su rostro estaban casi completamente cubiertos de bichos y sangre. Hizo mucho para ayudar a asustar al resto para que se retiraran. La mayoría huyó.
El hombre botella avanzó cautelosamente hacia Tom. No me moví de donde estaba parada/ agachada mientras se inclinaba para ayudar a Tom a levantarse y cojear.
“Carajo”, murmuró Perra.
“Lo siento”, le dije, “espero no haber empeorado las cosas al intervenir.”
Ella sacudió su cabeza.
“Quiero decir, tal vez si no hubiera salido, no se hubiera puesto violento.”
“Él estaba juntando el valor para dispararme,” dijo. “Está bien.”
“¿Qué vas a hacer?”
“¿Qué?”
“Quiero decir, van a venir de nuevo. Quizás pronto. Dependiendo de lo que digan o con quién se quejen, podría haber personas con poderes la próxima vez.”
“Yo me encargaré.”
“Sé que este es tu espacio, creo que es perfecto, pero tal vez deberías considerar mudarte a algún lugar-”
Ella me dio una mirada dura. “¿Quieres ser golpeada hoy?”
Cerré mi boca
“Voy a entrar a recoger la mierda. Puedes ayudar, o puedes regresar. No me importa.”
Miré por encima del hombro en la dirección en que los skinheads se habían retirado.
“Te ayudaré,” decidí en voz alta. “Dije que lo haría, y es posible que necesites apoyo si deciden volver con refuerzos.” Además, le había enviado un mensaje a Brian para que viniera, y él necesitaría un resumen adecuado de lo que había sucedido.
Solo silbó dos veces para que sus perros la siguieran adentro, mirando hacia atrás para ver que aún la estaban siguiendo. Ella me miró, y no estaba del todo segura, pero pensé que tal vez no parecía tan enojada como solía estarlo.
[1] El cinturón de la Biblia o cinto Biblico (Bible Belt en inglés) es una franja al sur de Estados Unidos donde la gente es mucho mas religiosa y extremista.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.17 16:00 master_x_2k Gestación 3

Con permiso de Hidet, el traductor original.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_____________________Gestación 3_____________________

`
Mi rutina de entrenamiento consistía en correr cada mañana y cada dos tardes. En el proceso, había adquirido un conocimiento bastante bueno de la parte este de la ciudad. Creciendo en Bahía Brockton, mis padres me habían dicho cosas como “quédate en el Paseo Marítimo”. Incluso cuando salia a correr, me había mantenido escrupulosamente en el Paseo y había evitado la parte mala de la ciudad. Ahora era domingo e iba con traje y rompiendo las reglas.
Había teñido y pintado el traje el viernes, comprado partes temporales para el traje (cinturón, las correas de la mascara y las lentes) el sábado, y había terminado los detalles más necesarios del traje a lo largo de la tarde del domingo antes de salir por la noche. El traje aun no estaba completo, le faltaban todos los paneles de armadura que tenia planeados, pero la armadura cubría las áreas más esenciales –mi cara, pecho, columna y las articulaciones principales. El diseño de la máscara exhibía unas lentes amarillo mate, el único color en el disfraz negro y gris, además de secciones de armadura diseñadas para imitar las mandíbulas de un bicho mientras simultáneamente protegían mi mandíbula. La mascara dejaba suelto mi pelo, lo que hacia la parte trasera de mi cabeza más vulnerable, pero eso era solo uno de los sacrificios que había tenido que hacer por salir en un traje incompleto.
Era justo después del anochecer, y estaba cruzando la linea entre una de las mejores partes de la ciudad y la parte de la ciudad donde las putas de crack y los gangsters vivían. La distancia entre las dos era más corta de lo que uno podría pensar.
El Paseo Marítimo era a donde venían los turistas. Yendo de norte a sur a lo largo de la playa, había tiendas que vendían vestidos por más de mil dólares, cafeterías con cafés ridículamente caros y extensiones de pasarelas de madera y playas donde los turistas podían encontrar una gran vista del océano. Desde prácticamente cualquier punto del Paseo podías ver uno de los puntos prominentes de Bahía Brockton, el Cuartel General del Protectorado. Aparte de ser una maravilla de diseño arquitectónico con sus arcos y sus torres, el CGP era una base de operaciones flotante que un escuadrón local de superheroes llamaba su hogar, equipado con un campo de fuerza esférico y un sistema de defensa de misiles. Nunca había habido ocasión de usar ninguno de los dos, pero tenia que admitir que te hacía sentir más seguro.
Si te dirigías al este desde el Paseo Marítimo, alejándote del agua, te encontrarías en la zona que los locales simplemente llamaban los ‘Muelles’. Cuando el negocio de importación/exportación de Brockton se había extinguido, había habido un montón de gente que de repente estaban sin trabajo. Los más ricos y la gente con más recursos de la ciudad habían conseguido ganar aun más dinero, dirigiendo los recursos de la ciudad hacia la tecnología y la banca, pero toda la gente que había estado empleada en los barcos y en los almacenes tenían pocas opciones donde elegir. Se enfrentaron a la posibilidad de abandonar Bahía Brockton, quedarse peleando por el poco trabajo que encontraran, o dedicarse a actividades más ilícitas.
Todo esto contribuyó al boom en la población local de supervillanos. El potencial de mucho dinero emparejado a la cantidad de esbirros y secuaces dispuestos a complacerles la volvieron la ciudad favorita de los villanos a finales de los 90. Llevó unos años hasta que los héroes locales se estabilizaran y se organizaran, pero lo hicieron, y ahora había algo de equilibrio. En cuanto a población de Capas, Bahía Brockton no estaba en el Top 5 de ciudades de los E.E.U.U., pero probablemente estaba en el Top 10.
Simplemente yendo de una calle a la siguiente, podías ver el cambio en este área.
Según me adentré en los Muelles, pude ver la calidad de mi entorno declinar rápidamente. Había suficientes naves industriales y apartamentos en el área como para que hasta los más desprovistos encontraran refugio, así que la única gente en la calle eran borrachos inconscientes, putas y miembros de bandas. Rodee ampliamente a toda la gente que vi y me aventuré más profundamente en la zona.
Según andaba, estaba usando mis poderes para reunir un enjambre, pero los mantuve alejados de la vista, moviéndose por los tejados cercanos y por el interior de los edificios. Cualquiera prestando atención a la población local de cucarachas podría pensar que estaba pasando algo, pero había pocas luces encendidas. Dudaba que la mayoría de los edificios aquí tuvieran corriente.
La falta de luces en el área fue lo que me hizo parar y pegarme al lateral de un edifico cuando vi un punto naranja en la oscura calle delante de mi. El naranja era la llama de un mechero, y pude distinguir varias caras a su alrededor. Eran asiáticos, algunos llevaban sudaderas, otros llevando bandanas o camisas de mangas largas, pero todos iban del mismo color. Rojo y verde.
Sabia quiénes eran estos tipos. Eran miembros de una banda local que dejaban las pintadas de ‘Azn Bad Boys’, ABB abreviado, por todo el Este de la ciudad. Más de uno iba a mi instituto. Dentro de los elementos criminales de Bahía Brockton, no eran de poca monta. Aunque los miembros típicos de la banda eran Coreanos, Japoneses, Vietnamitas y Chinos reclutados a la fuerza de los institutos y barrios de clase baja de Bahía Brockton, la banda estaba dirigida por un par de personas con poderes. Las bandas no solían ser tan racialmente abiertas en cuanto a quién se unía, lo que decía algo de la habilidad de su líder de atraer gente de tantas nacionalidades diferentes y mantenerlos a ralla.
La calle estaba a oscuras, así que mi capacidad de ver dependía de la luna y de las pocas luces de interior que aun estabas encendidas y alumbrando las aceras. Empecé a buscar a su jefe de forma activa. Había más miembros de la banda saliendo de un edificio de dos plantas, y se estaban reuniendo en la calle. No tenían la pinta de ser gente que simplemente está pasando el rato en la calle. O bien mantenían la expresión en blanco o tenían el ceño fruncido, y no estaban hablando.
Vi a su jefe cuando la banda se alejó de la puerta del edificio para dejarle paso. Sólo sabía de este tío lo que había oído en las noticias y leído online, pero le reconocí inmediatamente. Era un tipo grande, no tan grande como para hacer que la gente saliera corriendo al andar por la calle, como eran algunos con poderes. Media algo más de metro ochenta, lo que le ponía una cabeza por encima de la mayoría de los miembros de la banda. Tenia una adornada mascara de metal sobre la cara y no llevaba camiseta, a pesar del frio. Tenia tatuajes que le cubrían el cuerpo de cuello para abajo, todos ellos representando dragones de la mitología asiática.
Se hacia llamar ‘Lung’, había peleado con éxito con equipos enteros de héroes y había conseguido mantenerse fuera de la cárcel, evidenciado por su presencia aquí. En cuanto a sus poderes, sólo sabía lo que podía descubrir online, y no había garantías. Quiero decir, podía haber engañado a la gente sobre qué hacían sus poderes, podía tener un poder guardado bajo la manga en caso de emergencia, o incluso podía tener un poder muy sutil que la gente no podía ver en acción.
Lo que había descubierto online y en los periódicos era esto: Lung podía transformarse gradualmente. Quizás fuera por la adrenalina, su estado emocional o algo, pero fuera lo que fuera, hacía sus poderes más potentes cuanto más tiempo estuviera peleando. Se curaba a un ritmo sobrehumano, se volvía más fuerte, más duro, más grande, y le crecían placas de armadura, completas con cuchillas en cada dedo. Se rumoreaba que incluso le crecían alas si luchaba el tiempo suficiente. Por si eso no fuera suficiente, también era pirokinetico, lo que significaba que podía crear llamas de la nada, darles forma, intensificarlas, y todo lo demás. Ese poder aparentemente también se volvía más fuerte según se transformaba. Tenia entendido que no había un limite superior de cómo de fuerte podía volverse. Sólo empezaba a volver a la normalidad cuando no quedaba nadie con quien pelear.
Lung no era el único con poderes en los ABB. Tenia un lacayo, un sociópata terrorífico llamado Oni Lee, que podía teletransportarse o crear dobles de si mismo –no estaba cien por cien segura de los detalles– pero Oni Lee tenia un aspecto distintivo, y no le veía en la multitud. Si había alguien más con poderes de quien tuviera que estar atenta, no había visto u oído nada acerca de ellos en mi investigación.
Lung empezó a hablar con una profunda voz autoritaria. No podía entender las palabras, pero sonaba como si estuviera dando instrucciones. Mientras observaba, uno de los miembros de la banda saco una navaja mariposa de su bolsillo, y otro se llevó la mano a la cintura. Entre la oscuridad y el hecho de que estuviera media calle abajo, no podía ver bien, pero una forma negra resaltaba contra su camiseta verde. Probablemente fuera el mango de una pistola. Mi pulso se aceleró un poco cuando vi el arma, lo que era una tontería. Lung era más peligroso que cincuenta personas armadas.
Decidí alejarme de donde estaba y encontrar un lugar mejor desde donde escuchar su conversación, lo que parecía un buen compromiso entre mi curiosidad y mi instinto de supervivencia. Me alejé lentamente de donde estaba, echando un vistazo por encima del hombro para asegurarme de que nadie estaba mirando, y luego fui a la parte trasera del edificio detrás del que me estaba escondiendo.
Mi investigación dio sus frutos. A mitad del callejón, vi una escalera de incendios que subía por la parte trasera del edificio delante del que estaban Lung y su pandilla. Los zapatos de mi traje tenían suelas blandas, así que fui casi totalmente silenciosa subiendo.
El tejado estaba cubierto de grava y colillas de cigarros, lo que me hizo pensar que no seria tan silenciosa andando por el. En vez de eso, andé por el borde elevado del tejado. Según me acercaba a la parte del tejado directamente encima de Lung y su banda de ‘Azn Bad Boys’, me agaché y me arrastré hacia adelante. Estaba lo bastante oscuro que dudaba de que pudieran verme si saltaba y saludaba, pero no había ninguna razón para ser estúpida.
Estar encima de un edificio de dos plantas cuando ellos estaban en el bajo hacia que fuera difícil oírles. Lung además tenia un acento cerrado, así que tuve que esperar a que hubiera dicho un par de frases antes de poder entender qué estaba diciendo. Ayudó que sus sicarios estuvieran total y respetuosamente callados mientras hablaba.
Lung estaba gruñendo “… los críos, solo disparad. No importa vuestra puntería, solo disparad. ¿Veis uno tirado en el suelo? Disparadle al pequeño hijo de puta dos veces más para aseguraros. No les vamos a dar ninguna oportunidad de hacerse los listos o de tener suerte, ¿entendido?”
Huno un murmullo de asentimiento.
Alguien más encendió un cigarrillo, y luego se inclinó para encender el cigarrillo del tipo a su lado. En esos momentos en que su mano no estaba tapando la llama, pude ver las caras reunidas de una docena o así de gangsters reunidos alrededor de Lung. En sus manos, cinturas y fundas, podía ver el oscuro metal de pistola reflejando la llama naranja. Si tenia que adivinar, diría que todos llevaban armas.
¿Iban a matar a niños?
N. del. T: A partir de esta entrada, muchos de los nombres que quedarán sin traducir vendrán brevemente explicados al principio para beneficio del lector. Todos los comentarios del traductor y estas explicaciones estarán diferenciadas del texto principal por estar en color azul.
  • Azn Bad Boys: Chicos Malos Azn, abreviado ABB en adelante.
  • Lung: Sin traducción literal, pero similar a Long, dragón en la mitología china.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.02.06 13:52 Ankyatne En ese bosque había un tocón

En ese bosque había un tocón.
Entre la maleza se podía vislumbrar una luz tenue proviniente de una choza de madera ajada, medio derruida. A través de la valla de madera, falta de los dientes de la parte de arriba, se podía apreciar el previamente limpio huerto que precedía a la entrada de la casa, ahora lleno de hendiduras en el barro.
Pero en ese bosque había un tocón.
Demos un par más de pasos hacia delante: la choza, antaño limpia y barnizada, colgaba trozos de madera y vides descontroladas, la luz brillaba más allá de ellas, entre las rendijas de la puerta de cedro, marrón y negra, marcada con líneas que atravesaban la pared entera, hendidas en la madera hasta casi atravesarla.
Rodeando la casa encontramos un columpio, una simple tabla de madera colgada de dos cuerdas de la rama alta del árbol mas próximo, los recuerdos del lugar emanan del ambiente, aquí hubo risas y alegría, donde ahora solo quedan manchas pegajosas y de olor putrefacto.
Pero en ese bosque tenía que haber un tocón.
Mas allá del columpio estaba una simple mesa de madera, con un banco, o lo que quedaba de él, pues el único remanente del mismo era una pata y medio tablón roto; junto a estos, el pozo, a dos metros de distancia, silbaba el aire entre las rocas que lo conformaban, el cubo pendiendo inmóvil en el aire, esperando un trago que nunca volvería.
Pero en ese bosque hay un tocón.
Y ahí estaba, el tocón, enorme, inmóvil, marcado, negro.
Y ahí estaba, el hacha, imponente, metálica, marrón, pegajosa, clavada firmemente en la madera. Colgada del mango del hacha, una simple llave de hierro, se mecía levemente por el viento.
Un ligero rumor se escucha en el aire ahora, un sollozo, y al borde del tocón se aprecia una forma desfallecida.
Nuestros pasos se escuchan, las hojas aplastadas, mientras observamos cómo el ángulo evoluciona y revela la forma, un zapato falto, las piernas ensangrentadas, el vestido roto y desgarrado, la niña nos mira a los ojos fijamente, colgando de su cuello una garra de plata con tres dedos, los ojos sin vida, vacíos, las pupilas totalmente abiertas y negras.
Y dos cabezas arrancadas de cuajo, con la carne enredada, entre sus brazos, goteando sangre y con sus miradas al vacío, con el grito de auxilio en la lengua.
En ese bosque había un tocón.
La puerta acaba de abrirse.
submitted by Ankyatne to ankyatne [link] [comments]


2016.04.30 07:24 BAPTIS_VG Héroe: Ikus

Héroe: Ikus Tipo: Francotirador
Pelo café oscuro, rostro de inteligente, Gabardina color negro, con botas, o zapatos deportivos. 2 Fajas para guardar armas revolver
Arma: 2 Revolvers una en cada mano
Habilidades:
Primer habilidad: 2 Tiros críticos que relentizan al oponente; Critic Shoot
Segunda habilidad: Velocidad de arma, precisión adquirida; el héroe empieza a disparar más rápido con una mejor precisión al activar esa habilidad.
Tercer Habilidad: Doble tiro sobre la nuca; doble critico Head shoot
Movimientos y movilidad de El Héroe Ikus:
Al correr con Travel Boots; con las manos puestas sobre los mangos de las revolvers en la faja como enfocando hacia su presa.
Al caminar: Caminar con las dos manos sobre las revolvers mientras camina.
Transición después de usar armas: devolverás a sus fundas.
Descripcion: Ikus es como un adversario a nivel de Ringo, que Ringo no es el único que puede haber con habilidad con las armas, Ikus es un guerrero que tiene experiencias en batallas de Francotirador y tuvo experiencias devastadoras que lo hicieron necesitar ir a la Halcyon Fold a solicitar trabajar.
Historia del héroe Ikus:
Era un día asoleado, y habían batallas en aquellos días y problemas de economía , Ikus era un Francotirador habilidoso que fue enseñado por su Abuelo Yeo. Ikus decidió hacer algo por su familia e ir a conseguir trabajo donde encontro fue en el Halcyon Fold con su habilidad.
submitted by BAPTIS_VG to VG_Hero_Ideas [link] [comments]


2014.06.25 23:10 Writes_Sci_Fi En el Ejido del Charquillo - A sci-fi story I wrote in spanish for the good people of /r/Mexico.

Era una noche de verano al sur del ejido de El Charquillo, el viento permanecía inmóvil y la temperatura llegaba hasta los treinta y siete grados. Estaban Ignacio y Antioco sentados bajo un techo viejo de lámina afuera de la casita que Ignacio había construído. Platicaban bajo la luz de un foco incandescente que colgaba de un alambre, y que, en ocasiones, se meneaba con las infrecuentes corrientes de aire que pasaban por encima de sus cabezas.
Asemejaba aquel lugar una diminuta isla de luz en medio de un mar negro de oscuridad y de mazorcas. Con un cielo sin luna y sin nubes, las estrellas brillaban y a Ignacio le parecía que irradiaban el calor que los agobiaba noche tras noche. ¿Quién más, se preguntaba, si el sol ya estaba descansando atras del horizonte?
"Pos yo no sé que esperabas compadre... tu pinche vieja siempre ha sido así nomás que tu stas ciego." Ignacio dijo a Antioco al terminar de darle un sorbo a su cerveza que ya estaba más tibia que fría.
Antioco se quedó callado al escuchar lo que decía su amigo. Lo veía desde su mecedora pero no se atrevía a hablar. Ignacio alcanzaba a distinguir el brillo de sus ojos que ahora cargaban los principios de dos lágrimas y que estaban a punto de carle por los lados de su cara.
"¡Ya'mbre! Alrato regresa... ¿Tú crees que va a encontrar otro cabrón que le cumpla sus caprichitos?"
Antioco se volteo a ver el cielo para esconder de Ignacio la lágrima que había caído de su ojo izquierdo y se mezclaba ahora con el sudor de su cara. "No, ps a ver qué pasa."
Ignacio sabía que no había remedio ya para la situación de Antioco, pero también sabía que no servía de nada que su amigo anduviera todos los días con el corazón mallugado y con la cabeza pesada.
"¿Ves eso?"
"¿Qué?" Respondio Ignacio.
"¡Mira, allá arriba!" Antioco apuntó con su dedo hacia los cerros que se aglomeraban en el norte.
Ignacio pudo ver en la distancia, entre la negrura de la noche, una luz caótica anaranjada que parecía bailar en la punta de uno de aquellos cerros.
"Parece un incendio. Con los calores de esta canícula hasta de noche prenden las cosas." Y justo había terminado de decir aquella oración cuando vieron los dos que la luz brincó por sobre las montañas y se dirigía en su dirección, dando vueltas y maromas en el aire, danzando entre la luz de las estrellas, acercándose hacia su pequeño oasis luminoso.
Antioco se levantó de su silla y sin voltear a ver a Ignacio gritó, "¡Vámonos a la chingada compadre!" y desapareció en la oscuridad, la única evidencia de su existencia el sonido de sus zapatos cada ves más lejano mientras corría a esconderse entre los matorrales y los animales nocturnos.
Pero Ignacio no se movió.
Si la vida había decidido que su fin sería a manos de aquella extraña luz naranja, pues entonces así sería, pero él no se iría despavorido como Antioco, dejando atrás lo que tenía y por lo que había trabajado. Levantó del suelo la pistola que le había regalado su hermano y la puso en sus piernas, listo para enfrentar al demonio que se le acercaba, listo para ahuyentar a las brujas que espantaban a los residentes del Charquillo. Pero la esfera luminosa se detuvo antes de llegar a él en medio de los sembradíos de maíz, entre las altas plantas y se apagó, dejando en su lugar un silencio que parecía artificial, sin el cantar de los grillos ni los zumbidos de las chicharras.
Ignacio se limpio el sudor que ahora brotaba de sus manos en el pantalón y miraba la línea donde comenzaba a crecer el maíz sin parpadear. Su corazón latía con fuerza y su respiración se hacía rápida. Abajo del foco sus ojos no podían habituarse a la oscuridad y no podía ver más que las palomillas que revoloteaban a su alrededor.
"Pinche Antioco..." Murmuró Ignacio, sabiendo que aquel gallina ahora se encontraba muy lejos de allí y por un momento quiso estar en su lugar, corriendo por la tierra hasta que sus piernas flaquearan y cayera al suelo, pero ya era demasiado tarde, entre aquel sembradío podía escuchar movimiento y algunas de las plantas se movían de un lado a otro, dando a paso a su visitante.
"¿Quién anda ai?" Quiso gritar Ignacio, pero solo logró hablarlo con una voz temblorosa. Paso saliva y apretó el mango de su pistola que ahora goteaba el sudor que le salía lleno de miedo. "¿Quién es?"
Salieron de entre las altas mazorcas las figuras tripulantes de la llama saltante. Las siluetas de tres seres se detuvieron tras cruzar la frontera del sembradío y ahí en la oscuridad esperaron. Parecían humanos. Ignacio creyó distinguir la cabeza y brazos, pero eran muy altos, más altos que cualquier persona que él había visto.
"¿Y ustedes qué? ¿Son gringos o qué?"
Pero no hubo respuesta. Ignacio al descubierto, bajo la luz del foco incandescente, se mantuvo firme con la pistola apuntada hacia el suelo, temiendo hacer incluso el más mínimo movimiento.
"¡Bueno, ya estuvo! ¿Qué quieren o qué? Déjenme decirles que yo no tengo nada, aquí esta es mi casa y si necesitan agua o algo de comer pues son bienvenidos, pero esta yo la construí con mis propias manos y no les voy a dejar que me la quiten."
Su voz contrastaba con el silencio casi absoluto de tal manera que no estaba siquiera seguro de haber dicho las palabras que dijo. Y al ver a las silenciosas figuras inmóviles a unos cuantos pasos frente a él, pensó que tal vez se había quedado dormido en su mecedora al lado de Antioco, y este era un sueño podrido producto del calor intenso y la deshidratación.
"Bueno, ya les advertí, o se me van y se regresan de allá de donde vinieron, o se las van a ver conmigo."
Ignacio hizo una pausa a ver qué reacción tendrían las figuras a su amenaza, pero todo siguió igual.
"¡Una!"
"¡Dos!"
Pero no alcanzó a terminar. En ese momento tras el eco de su voz, la llamarada que saltaba comenzó a brillar con un resplandor tal que iluminó todo el valle en el que se encontraba, como si el sol mismo hubiera estado postrado en sus tierras. Ignacio no tuvo más opción que taparse los ojos ante el fulgor y solo pudo escuchar los pasos como de cincuenta personas corriendo alrededor de su casa, gritándose palabras extrañas con voces chillantes y silbidos imposibles.
Extendió su mano y comenzó a disparar su arma hacia donde había visto a las figuras paradas. Las explosiones de su pistola apenas se escuchaban por encima del griterío y corredero que se había extendido a su alrededor, pero antes de que se le terminaran las balas el mundo volvió a ser normal e Ignacio se quedó parado disparándole a la oscuridad.
Al otro día Ignacio contó su historia al resto del ejido y al mismo Antioco -- quien luego no quiso admitir que se había ido corriendo de miedo, según él había corrido hacia donde escuchaba ruidos para defender a su amigo. Su casa se hizo popular sitio para contar cuentos de miedo por las noches e incluso Jaime Maussan se acercó con él para hacerle una entrevista cuya Ignacio declinó.
Para Ignacio todo habría sido indistinguible de una pesadilla, no había nadie más que viera lo que pasó y nada parecía haber cambiado en su terreno ni en su casa, pero las apariencias engañan. Ignacio nunca volvió a sufrir de sequía ni de cosechas malas. Su maíz fue el mejor de la región y cada noche, por más frío o calor que hiciera, Ignacio se sentaba afuera de su casa, bajo el techo de lámina y con su foco prendido. Fijaba su mirada al cielo, arriba de los cerros del norte, esperando pillar una mirada a aquellos hombres extraños que lo visitaron, esperando ver a la llamarada saltante para ofrecerles una disculpa por los disparos, un poco de agua, y si tenían hambre, pues un poco de comida también.
submitted by Writes_Sci_Fi to WritesSciFi [link] [comments]


2014.06.10 16:37 Writes_Sci_Fi Un cuento que escribí a petición de otro redditor de /r/mexico. Espero que les guste.

Era una noche de verano al sur del ejido de El Charquillo, el viento permanecía inmóvil y la temperatura llegaba hasta los treinta y siete grados. Estaban Ignacio y Antioco sentados bajo un techo viejo de lámina afuera de la casita que Ignacio había construído. Platicaban bajo la luz de un foco incandescente que colgaba de un alambre, y que, en ocasiones, se meneaba con las infrecuentes corrientes de aire que pasaban por encima de sus cabezas.
Asemejaba aquel lugar una diminuta isla de luz en medio de un mar negro de oscuridad y de mazorcas. Con un cielo sin luna y sin nubes, las estrellas brillaban y a Ignacio le parecía que irradiaban el calor que los agobiaba noche tras noche. ¿Quién más, se preguntaba, si el sol ya estaba descansando atras del horizonte?
"Pos yo no sé que esperabas compadre... tu pinche vieja siempre ha sido así nomás que tu stas ciego." Ignacio dijo a Antioco al terminar de darle un sorbo a su cerveza que ya estaba más tibia que fría.
Antioco se quedó callado al escuchar lo que decía su amigo. Lo veía desde su mecedora pero no se atrevía a hablar. Ignacio alcanzaba a distinguir el brillo de sus ojos que ahora cargaban los principios de dos lágrimas y que estaban a punto de carle por los lados de su cara.
"¡Ya'mbre! Alrato regresa... ¿Tú crees que va a encontrar otro cabrón que le cumpla sus caprichitos?"
Antioco se volteo a ver el cielo para esconder de Ignacio la lágrima que había caído de su ojo izquierdo y se mezclaba ahora con el sudor de su cara. "No, ps a ver qué pasa."
Ignacio sabía que no había remedio ya para la situación de Antioco, pero también sabía que no servía de nada que su amigo anduviera todos los días con el corazón mallugado y con la cabeza pesada.
"¿Ves eso?"
"¿Qué?" Respondio Ignacio.
"¡Mira, allá arriba!" Antioco apuntó con su dedo hacia los cerros que se aglomeraban en el norte.
Ignacio pudo ver en la distancia, entre la negrura de la noche, una luz caótica anaranjada que parecía bailar en la punta de uno de aquellos cerros.
"Parece un incendio. Con los calores de esta canícula hasta de noche prenden las cosas." Y justo había terminado de decir aquella oración cuando vieron los dos que la luz brincó por sobre las montañas y se dirigía en su dirección, dando vueltas y maromas en el aire, danzando entre la luz de las estrellas, acercándose hacia su pequeño oasis luminoso.
Antioco se levantó de su silla y sin voltear a ver a Ignacio gritó, "¡Vámonos a la chingada compadre!" y desapareció en la oscuridad, la única evidencia de su existencia el sonido de sus zapatos cada ves más lejano mientras corría a esconderse entre los matorrales y los animales nocturnos.
Pero Ignacio no se movió.
Si la vida había decidido que su fin sería a manos de aquella extraña luz naranja, pues entonces así sería, pero él no se iría despavorido como Antioco, dejando atrás lo que tenía y por lo que había trabajado. Levantó del suelo la pistola que le había regalado su hermano y la puso en sus piernas, listo para enfrentar al demonio que se le acercaba, listo para ahuyentar a las brujas que espantaban a los residentes del Charquillo. Pero la esfera luminosa se detuvo antes de llegar a él en medio de los sembradíos de maíz, entre las altas plantas y se apagó, dejando en su lugar un silencio que parecía artificial, sin el cantar de los grillos ni los zumbidos de las chicharras.
Ignacio se limpio el sudor que ahora brotaba de sus manos en el pantalón y miraba la línea donde comenzaba a crecer el maíz sin parpadear. Su corazón latía con fuerza y su respiración se hacía rápida. Abajo del foco sus ojos no podían habituarse a la oscuridad y no podía ver más que las palomillas que revoloteaban a su alrededor.
"Pinche Antioco..." Murmuró Ignacio, sabiendo que aquel gallina ahora se encontraba muy lejos de allí y por un momento quiso estar en su lugar, corriendo por la tierra hasta que sus piernas flaquearan y cayera al suelo, pero ya era demasiado tarde, entre aquel sembradío podía escuchar movimiento y algunas de las plantas se movían de un lado a otro, dando a paso a su visitante.
"¿Quién anda ai?" Quiso gritar Ignacio, pero solo logró hablarlo con una voz temblorosa. Paso saliva y apretó el mango de su pistola que ahora goteaba el sudor que le salía lleno de miedo. "¿Quién es?"
Salieron de entre las altas mazorcas las figuras tripulantes de la llama saltante. Las siluetas de tres seres se detuvieron tras cruzar la frontera del sembradío y ahí en la oscuridad esperaron. Parecían humanos. Ignacio creyó distinguir la cabeza y brazos, pero eran muy altos, más altos que cualquier persona que él había visto.
"¿Y ustedes qué? ¿Son gringos o qué?"
Pero no hubo respuesta. Ignacio al descubierto, bajo la luz del foco incandescente, se mantuvo firme con la pistola apuntada hacia el suelo, temiendo hacer incluso el más mínimo movimiento.
"¡Bueno, ya estuvo! ¿Qué quieren o qué? Déjenme decirles que yo no tengo nada, aquí esta es mi casa y si necesitan agua o algo de comer pues son bienvenidos, pero esta yo la construí con mis propias manos y no les voy a dejar que me la quiten."
Su voz contrastaba con el silencio casi absoluto de tal manera que no estaba siquiera seguro de haber dicho las palabras que dijo. Y al ver a las silenciosas figuras inmóviles a unos cuantos pasos frente a él, pensó que tal vez se había quedado dormido en su mecedora al lado de Antioco, y este era un sueño podrido producto del calor intenso y la deshidratación.
"Bueno, ya les advertí, o se me van y se regresan de allá de donde vinieron, o se las van a ver conmigo."
Ignacio hizo una pausa a ver qué reacción tendrían las figuras a su amenaza, pero todo siguió igual.
"¡Una!"
"¡Dos!"
Pero no alcanzó a terminar. En ese momento tras el eco de su voz, la llamarada que saltaba comenzó a brillar con un resplandor tal que iluminó todo el valle en el que se encontraba, como si el sol mismo hubiera estado postrado en sus tierras. Ignacio no tuvo más opción que taparse los ojos ante el fulgor y solo pudo escuchar los pasos como de cincuenta personas corriendo alrededor de su casa, gritándose palabras extrañas con voces chillantes y silbidos imposibles.
Extendió su mano y comenzó a disparar su arma hacia donde había visto a las figuras paradas. Las explosiones de su pistola apenas se escuchaban por encima del griterío y corredero que se había extendido a su alrededor, pero antes de que se le terminaran las balas el mundo volvió a ser normal e Ignacio se quedó parado disparándole a la oscuridad.
Al otro día Ignacio contó su historia al resto del ejido y al mismo Antioco -- quien luego no quiso admitir que se había ido corriendo de miedo, según él había corrido hacia donde escuchaba ruidos para defender a su amigo. Su casa se hizo popular sitio para contar cuentos de miedo por las noches e incluso Jaime Maussan se acercó con él para hacerle una entrevista cuya Ignacio declinó.
Para Ignacio todo habría sido indistinguible de una pesadilla, no había nadie más que viera lo que pasó y nada parecía haber cambiado en su terreno ni en su casa, pero las apariencias engañan. Ignacio nunca volvió a sufrir de sequía ni de cosechas malas. Su maíz fue el mejor de la región y cada noche, por más frío o calor que hiciera, Ignacio se sentaba afuera de su casa, bajo el techo de lámina y con su foco prendido. Fijaba su mirada al cielo, arriba de los cerros del norte, esperando pillar una mirada a aquellos hombres extraños que lo visitaron, esperando ver a la llamarada saltante para ofrecerles una disculpa por los disparos, un poco de agua, y si tenían hambre, pues un poco de comida también.
submitted by Writes_Sci_Fi to mexico [link] [comments]


2013.09.13 20:20 Scintillatingly Quality Vegan Winter Footwear

Hi! Long time lurker, first time posting. I'm 22 and recently moved from FL to NC for grad school. The problem is, I haven't been able to find anything matching my aesthetic that is quality and vegan.
I've checked MooShoes, Cri de Couer, Planet Shoes, Beyond Skin, Vegetarian Shoes, Zappos, Alternative Outfitters, Lulus, and SO many places that it's getting frustrating.
I'm looking for black flat riding boots with a sleek silhouette and no buckles. Something similar to these 1 2
Also, I'd like a pair of black booties something like these 1 2
For the booties, I've found these 1 2 from H&M, but the quality worries me.
Would anyone be able to give me some advice about where to find vegan winter footwear that will last a while and fits this aesthetic? It would be much appreciated! I'm willing to spend $500 or a bit more for the boots and booties.
submitted by Scintillatingly to vegan [link] [comments]


Zapatos de Mujer 2020 Mango España